El delantero de la selección de Alemania, Lukas Podolski, reconoció que el duelo que enfrentará este jueves con el conjunto de la “Die Mannschaft” ante su país natal de Polonia, será especial para él, aunque afirmó que desea liderar el grupo C de la Eurocopa.“Es un partido especial para mí, cualquier persona que conozca mi situación lo sabe. Aún conservo un montón de amigos, parientes y familiares allí. Yo personalmente espero que califiquemos como primeros de grupo y Polonia en segundo”, aseguró el naturalizado germánico en conferencia de prensa.

“Polonia ha crecido notoriamente en los últimos años, es un oponente peligroso. Recientemente ha generado una gran cantidad de jóvenes talentosos que juegan tanto en la Ekstraklasa (Liga de la Primera División de Portugal) como en el extranjero”, expresó.

“Va ser un partido complicado, pero creo que no tienen la calidad para avanzar más allá de los octavos de final”, interpretó Podolski que en su opinión el seleccionado de Adam Nawalka, que tras vencer el domingo 1-0 a Irlanda del Norte, se mantiene en el segundo lugar de grupo C.

Respecto a la victoria que cosechó el combinado blanco-negro ante Ucrania en la primera fase de grupo, el artillero del Galatasaray consideró que deben apretar más el acelerador y exponer un ritmo de juego más agresivo.

“Debemos exigirnos a menudo y jugar de forma más consistente. Pero al final ganamos 2-0 y conseguimos los tres puntos, que es lo que importa”, valoró.

“Me siento orgulloso de tener la oportunidad de jugar mi séptimo torneo con mi equipo nacional. Es excepcional. Pero no siempre he estado bien durante estos doce años”, sostuvo.

Confió que “ahora estoy en forma y listo. He tenido una buena temporada en Turquía, así es que si el entrenador (Joachim Loew) me necesita, voy estar allí”, aclaró el veterano de 31 años, quien debutara en 2004 con la “DFB-Team”.

NTX