El central del Barcelona Gerard Piqué ha instado a los aficionados del Barça a disfrutar del ciclo ganador que el primer equipo de fútbol ha mantenido en los últimos años, una racha de títulos que, según ha avisado, “algún día se acabará”.

Después de que el Barcelona conquistara el sábado pasado el sexto título de Liga de los últimos ocho años, el jugador confía en alargar la hegemonía azulgrana, si bien ha puntualizado que “no interesa a nadie que siempre ganen los mismos” equipos.

“No hay club en el mundo que pueda aguantar el ritmo que llevamos. Esperamos alargarlo, pero habrá un día que dejaremos de ganar”, ha insistido en comparecencia de prensa.

Ha analizado Piqué que una de las claves de los últimos años ha sido que en un mismo equipo ha coincidido “una generación futbolística con un talento innato”, algo que, en su opinión, difícilmente se volverá a repetir.

“Somos un equipo ganador y obviamente te acostumbras a ganar y da la sensación de que las victorias no hacen tanta ilusión. El otro día revisaba la Liga del 1994, que se ganó tras la derrota del Deportivo. El Barça llevaba entonces once o doce Ligas ganadas. Ahora llevamos 24, pero tenemos la misma ilusión que antes”, ha destacado.

En cualquier caso, ha subrayado que el club deberá seguir apostando por el fútbol formativo porque “los de casa tienen que tirar del carro” para que “los de fuera marquen la diferencia”.

En este sentido, al ser preguntado por si la racha victoriosa puede generar frustración en el Real Madrid, Piqué, sin referirse al eterno rival, ha opinado que “obviamente hay intereses para que ganen otros equipos”.

Por ello, ha puntualizado que él intenta “disfrutar como un niño pequeño” y espera “seguir ganando” con vistas a los próximos años que siga vistiendo de azulgrana.

Un futuro que pasa, según Piqué, por jugadores como Neymar da Silva, que en las próximas semanas podría firmar la renovación de contrato con el Barcelona.

“Este club se tiene que asegurar los próximos años. Habrá algunos que nos tendremos que ir y son jugadores como Neymar los que tienen que seguir haciendo grande al club”, ha puntualizado.

En el futuro más inmediato, el Barcelona tiene el próximo domingo la oportunidad de ganar la Copa del Rey y conseguir el doblete, algo que, de producirse, sería, según Piqué, el colofón a una temporada que terminaría con “un notable tocando el excelente”.

El único punto negro en el currículo para el Barcelona fue la eliminación en cuartos de final de la Liga de Campeones, una competición que, si gana el Real Madrid, no desluciría en ningún caso los títulos conseguidos esta temporada por el Barcelona, según el catalán.

“Una victoria del Madrid no le quitaría valor al doblete. Ganar el doblete lo firmaría cada año, pero habrá que felicitarles, si ganan la Champions. Cada equipo hace su camino; desde que llegué hace ocho años, todos hemos hecho nuestro recorrido, y ahí están las estadísticas”, ha agregado.

Sobre la final contra el Sevilla, el central catalán no cree que el hecho de que este miércoles disputen la final de la Liga Europa afecte a sus jugadores con vistas al partido del domingo y ha alertado de los peligros del cuadro hispalense.

“Gameiro es un jugador importante, rápido, y tiene gol, también tienen a Iborra de media punta y gozan del talento de Reyes. Son jugadores todos ellos que tienen mucho talento y tienen un entrenador que es muy obsesivo en jugadas de estrategia, lo tiene todo planificado”, ha enfatizado.

Aunque Piqué prefiere centrarse en el buen momento de forma por el que pasa su equipo: “Estamos a un nivel muy bueno, tanto física como mentalmente, no hemos recibido goles, hemos ganado la Liga y creo que afrontamos el encuentro con muchas ganas y muy bien”.

Asimismo, ha destacado el óptimo nivel de forma que ha encadenado desde que hace dos años reconociera que no estaba entre los mejores centrales del mundo.

“Ahora estoy donde quería estar. Durante estos dos años he conseguido lo que quería. Es aquí donde quería llegar y estoy muy feliz y orgulloso de sentir que era esto es lo que quería”, ha subrayado.

Por último, Piqué ha negado rotundamente que hace unos días tuviera un encontronazo con el jugador del Espanyol Jorge Franco Burgui en un local de Barcelona. “Nos encontramos con jugadores del Espanyol y estuvimos hablando con ellos de manera distendida”, ha zanjado.

 

EFE