El mexicano Sergio Pérez tuvo de todo en su corta aparición en la pista para la segunda práctica libre del Gran Premio de Austria, una sesión en la que trató de apretar el programa marcado pero que fue impedido en gran parte por la lluvia que se presentó en el circuito.Las condiciones de mucha agua en parte del circuito y seco en otro sector limitaron el primer día de actividades de la novena ronda del campeonato de Fórmula 1, por lo “Checo” espera que el tercer lugar que obtuvo en prácticas su compañero Nico Hulkenberg en la misma sesión sea un indicativo para que el coche tenga un buen rendimiento.

“Fue uno de esos días en que el clima húmedo limitó nuestro programa. No conduje esta mañana por lo que la sesión de esta tarde húmeda no era la ideal, pero va a ser importante para maximizar lo que podemos sacar de la práctica final de mañana. Nico ha demostrado que el coche es competitivo aquí y espero que pueda encontrar algo más de rendimiento en la mañana para estar listos para la calificación”, dijo Pérez.

En la primera práctica cedió su monoplaza al probador Alfonso Celis Y terminó último, pero no pudo meter al coche en tiempos competitivos ya que trabajo en seguir aprendiendo más del comportamiento del coche con la compresión de neumáticos y diversas configuraciones aerodinámicas.

“Ha sido una sesión sencilla para mí y estoy satisfecho de haber tenido un día sin problemas. Sólo corrí con los neumáticos blandos pero teníamos que encontrar el rendimiento adicional que se encuentra en la supersoft o ultrasoft, aunque el programa del equipo era enfocarse en la comprensión de la suave. También hicimos un par pruebas adicionales y los controles de procedimiento y todo salió como estaba previsto”, agregó.

NTX