El Bayern Múnich recibirá este miércoles al Juventus en el Allianz Arena en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, en la que el cuadro de Pep Guardiola tratará de hacer honor al 2-2 de la ida y a su condición de favorito y el equipo italiano alcanzar una vez más el más difícil todavía.

El conjunto bávaro llega a este encuentro tras haber calentado motores con un contundente 5-0 ante el Werder Bremen en la Bundesliga, en un partido en el que Pep Guardiola le dio descanso a algunos jugadores fundamentales.

El partido de ida -que se saldó con un empate a dos goles- dejó u sabor agridulce. El juego del Bayern, sobre todo en la primera parte, fue excelente y el equipo de Guardiola mostró una clara superioridad pero el hecho de que, después de haber estado dos goles por delante en el marcador, los bávaros dilapidasen la victoria abre interrogantes.

No obstante, el resultado sigue siendo bueno por el valor que tienen los goles como visitantes que hacen que al Bayern le baste un 0-0 o un 1-1 para asegurarse el pase a cuartos de final.

Eso en principio le permitirá al Bayern jugar si prisas y sin precipitación aunque los jugadores lo han dejado claro, nadie piensa en salir a buscar un empate.

“No somos un equipo que juega al 0-0”, dijo el mediapunta Thomas Müller En términos parecidos se expresó el capitán Philipp Lahm tras calificar el 2-2 de la idea de “super resultado”.

“Somos un equipo que juega hacia adelante y que busca marcar goles y sabemos lo fuertes que somos en la Allianz Arena”, dijo Lahm

El Bayern ha ganado sus últimos nueve partidos de la Liga de Campeones en la Allianz Arena con 36 goles a favor y 4 en contra.

En el partido contra el Bremen, Guardiola ensayó una pareja de centrales formada por Joshua Kimmich y Mehdi Benatia, lo que permitió que David Alaba volviera a su posición de lateral izquierdo.

Es posible que esa fórmula se repita contra el Juventus, lo que significaría ganar un poco de estatura en la defensa.

En todo caso, todo apunta a que la idea será otra vez tratar de mantener al Juventus lo más lejos posible de la portería de Manuel Neuer, lo que en Turín funcionó casi a la perfección durante la primera hora de juego.

En ello será clave el trabajo de recuperación de pelota en la mitad contraria, lo que apunta a la titularidad del chileno Arturo Vidal, un jugador bastante apropiado para esa tarea.

Probablemente Guardiola deba escoger entre Xabi Alonso, que daría más estabilidad defensiva al centro del campo, y Thiago Alcántara, que aportaría más creación.

El Juventus, que no podrá contar con dos de los líderes del equipo, como Giorgio Chiellini y Claudio Marchisio, ambos lesionados, busca remontar la eliminatoria.

Los blanquinegros están viviendo su mejor momento de forma de la temporada y llegan a la cita del miércoles con la gran ilusión de repetir el camino que el año pasado los llevó hasta la final de Berlín. Sin embargo, las dos bajas de última hora complican aun más el reto de los turineses, que pierden dos titulares fijos.

El encuentro del Allianz Arena será el décimo entre Bayern Múnich y Juventus, con los turineses que, en los nueve precedentes, han conseguido tres triunfos y dos empates por cuatro derrotas. En la última visita a Alemania (2/4/2013), el cuadro italiano cayó por 2-0 y terminó saliendo de la competición perdiendo también en casa con el mismo resultado.

El técnico Massimiliano Allegri recibió dos pésimas noticias de los médicos del club, ya que ni Giorgio Chiellini ni Claudio Marchisio, ambos con problemas musculares en el gemelo, podrán formar parte del partido. Además, se vigilarán atentamente las condiciones del croata Mario Mandzukic y del argentino Paulo Dybala, que no están al 100%.

Así, el entrenador blanquinegro tendrá que reinventar la defensa, pasando de una línea a tres a una a cuatro. Por delante del arquero Gianluigi Buffon actuarán Andrea Barzagli y Leonardo Bonucci en la zaga, con el suizo Stephan Lichtsteiner y el francés Patrice Evra en las bandas.

Sin embargo, los dos laterales tendrán que hacer una prestación de gran esfuerzo, limitando a los rápidos extremos del Bayern y acompañado en ataque.

Sin Claudio Marchisio, uno de los elementos de mayor personalidad de la plantilla, Allegri apostará por uno entre el brasileño Hernanes y Stefano Sturaro, que anotó el tanto del 2-2 en el partido de ida.

El centro del campo será completado por el francés Paul Pogba, el colombiano Juan Cuadrado y el alemán Sami Khedira. Sin embargo, el exjugador del Real Madrid ya sabe lo que es eliminar a los bávaros de la Liga Campeones ya que en 2014 obtuvo el pase a la final de Lisboa ganando ida y vuelta (1-0 en el Bernabéu y 4-1 en el Allianz Arena).

En la delantera, el croata Mario Mandzukic, que vuelve a Múnich, de donde salió hace no mucho, debería recuperar de unas molestias físicas y apunta al once titular, acompañado por uno entre el argentino Paulo Dybala y el español Álvaro Morata, con el primero favorito sobre el segundo. La pareja Mandzukic-Dybala fue protagonista en el partido de ida, ya que el croata dio la asistencia para el gol del joven delantero.

Para pasar a cuartos, los turineses necesitarán ganar o empatar con más de tres goles. A pesar del difícil reto, todos en Turín creen en la calificación, según recordó Patrice Evra, convencido de que el Juventus “está al mismo nivel del Bayern Múnich”.

Alineaciones probables:

Bayern: Neuer; Lahm, Benatia, Kimmich, Alaba; Xabi Alonso o Thiago, Vidal; Robben, Müller, Costa; y Lewandowski.

Juventus: Buffon; Lichtsteiner, Barzagli, Bonucci, Evra; Cuadrado, Pogba, Hernanes, Khedira; Dybala y Mandzukic.

Árbitro: Jonas Eriksson (SWE)

Campo: Allianz Arena

EFE