En duelo 100 por ciento italiano, la tenista Flavia Pennetta capturó su primera corona de Grand Slam al consagrarse campeona del Abierto de Estados Unidos 2015, tras derrotar a Roberta Vinci al son de 7-6 (7/4) y 6-2.

El Arthur Ashe Stadium, aún incrédulo por el logro de las veteranas protagonistas, disfrutó de una hora y 33 minutos de acción antes de que la nacida en Brindisi sentenciara la victoria más valiosa de su carrera, para luego anunciar, tras recibir la copa, su decisión de colgar la raqueta.

La decisión, con efecto inmediato, se dio a todas luces para evitar “manchar” este momento de gloria, como pasó con la francesa Marion Bartoli, quien después de ganar Wimbledon tuvo una dolorosa caída en el Masters de Cincinnati y fue entonces que optó por decir adiós.

Así pues, a sus 33 años de edad, Penneta entró a la historia como la jugadora, en la Era Abierta, que estrena su palmarés de Majors a mayor edad y además del trofeo se llevará a casa un premio de 3.3 millones de dólares.

Todo esto en el marco de una final que ni en Italia se imaginaban, pues tanto Pennetta como Vinci deslumbraron al mundo con su inesperado avance hasta la instancia decisiva, luego que la primera partió como vigesimosexta candidata y la segunda ni siquiera era parte de la siembra.

Mientras Roberta se aferraba a la estrategia del revés a la espera del error contrario, Flavia salió desde el inicio a la ofensiva y obtuvo recompensa en el 2-2, en el cual fabricó siete ocasiones de rompimiento para poder reflejar su dominio.

Aunque se escapó 4-2, poco le duró el gusto y se complicó la vida al cometer la única doble falta de todo el cotejo, la cual propició que los cartones se nivelaran 4-4.

Después, ya sin mayores sobresaltos, la primera manga se tuvo que definir por desempate, donde fueron más los errores de Vinci que de Pennetta, quien tras ese impulso ya no quitaría el pie del acelerador.

En el segundo episodio, en un abrir y cerrar de ojos, la de Brindisi construyó margen de 4-0 y Vinci, aún con la sonrisa intacta tras sorprender a la máxima favorita, Serena Williams, la víspera, fue incapaz de frenar a quien llegó a ser su compañera en dobles.

Más allá de la derrota, Vinci, otra veterana con más éxitos por parejas, ascenderá más de 20 escalones en la clasificación mundial y a partir del lunes será la decimonovena del orbe, mientras Pennetta apagará su estrella como la octava mejor raqueta del mundo.

NTX