Con la mano en la cintura, Patriotas de Nueva Inglaterra (8-0) superó 27-10 a Pieles Rojas de Washington (3-5), que pensó que con interceptar al mariscal de campo Tom Brady sería suficiente para salir vivo del Gillette Stadium.

En partido perteneciente a la novena semana de acción en la temporada 2015 de NFL, los “Pats” no tuvieron las estadísticas aplastantes que suelen tener, pero eso sí, se dieron el lujo de humillar a la “tribu” con una exitosa patada corta en el primer cuarto, justo después de haber inaugurado el marcador.

Asimismo, alcanzaron 31 periodos consecutivos anotando, con lo cual empatan el récord histórico de la Liga, que hasta el momento comparten con Carneros de San Luis (1999-2000) y Potros de Indianápolis (2005).

Las cosas empezaron “viento en popa” para los de casa, primero con engarce de Brady para el receptor Julian Edelman (8 yd) y luego con escapada del corredor LeGarrette Blount (5 yd) para establecer un sólido 14-0.

Así que con dos posesiones de “colchón”, Brady volvió a saltar al emparrillado para seguir engrosando sus estadísticas sobre el final del primer capítulo, pero no contaba con que al apoyador Keenan Robinson le “telegrafiaría” el pase, en lo que fue apenas la segunda intercepción que sufre en la campaña.

Los “Skins” celebraron como si hubieran ganado sólo con esa jugada, pero en cambio se encontraron con una defensiva furiosa que no los dejó hacer nada, así que ese pequeño pecado del veterano quarterback de Nueva Inglaterra prácticamente pasó desapercibido.

Para darle forma al octavo festejo consecutivo de los vigentes campeones de la NFL, el pateador Stephen Gostkowski acertó dos goles de campo de 21 yardas, repartidos en el segundo y tercer actos.

Y para poner el último clavo en el ataúd de Washington, Brady localizó a su corredor Brandon Bolden (18 yd), para hacer inútil cualquier esfuerzo de sus oponentes, quienes a 25 segundos del final, maquillaron el tanteador con envío del pasador Kirk Cousins para el ala cerrada Jordan Reed (3 yd).

Instalado cómodamente en la cima de la División Este de la Conferencia Americana (AFC), Tom Brady concluyó el día con 26 correctos de 39 pases pretendidos, cosechó 299 yardas, un par de disparos a las diagonales y una intercepción que apenas inquietó su ego.

Por el bando contario, Cousins estuvo muy errático con 22 buenos de 40 posibles, 217 yardas, un tardío e inservible touchdown, además de que padeció una intercepción.

La única “mancha” en esta nueva victoria de Patriotas fue la lesión de su corredor Dion Lewis, quien abandonó el campo en el tercer episodio por lesión en la rodilla; apenas hace un par de semanas, ya se había perdido un encuentro por un problema abdominal y ahora están a la espera de conocer el alcance de este nuevo inconveniente.

Anotación por cuartos:

Total

Washington 00 03 00 07 — 10

Nueva Inglaterra 14 03 03 07 — 27

Buffalo, NY.- Bills de Buffalo (4-4) se quedó con la batalla divisional del Este de la AFC al dominar 33-17 a Delfines de Miami (3-5), en duelo celebrado en el Ralph Wilson Stadium, donde destacaron las actuaciones del receptor Sammy Watkins y el corredor Karlos Williams.

Desde el amanecer del encuentro se vislumbraba que los “cetáceos” tendrían una tarde muy larga, al padecer un “safety” que fue el prólogo de un monólogo por parte del equipo del entrenador Rex Ryan.

Antes de que culminara el primer periodo, el corredor LeSean McCoy “se subió a la motocicleta” y recorrió 48 yardas hasta la “tierra prometida”, con lo cual estableció el 9-0.

Un gol de campo cortesía de Dan Carpenter (43 yd) y una carrerita de Williams de 11 yardas colocaron el 19-7 al medio tiempo; por la visita había recortado distancias el corredor Lamar Miller (1 yd), quien fue el único de Miami que sí se presentó al juego.

Para el tercer rollo, Miller nuevamente trató de resucitar a los suyos, con empujoncito de una yarda hasta las diagonales, pero nadie le hizo segunda y Bills simplemente metió el pie al acelerador para sepultar cualquier esperanza rival.

En ese mismo acto, Watkins fue elegido por el mariscal de campo Tyrod Taylor para quedarse con “bombeadito” de 44 yardas, jugada que significó el 26-14.

Con ocho minutos y medio por jugar, Williams entendió que la pizarra aún parecía alcanzable para sus adversarios, por lo cual volvió a hacer de las suyas y huyó 38 yardas hasta conseguir el touchdown que dio aún más tranquilidad a su equipo.

Ya con fines meramente ornamentales, el pateador de Delfines, Andrew Franks, conectó sendo intento de 48 yardas, el cual definió el 33-17 en favor de Buffalo.

Por los anfitriones, el quarterback Taylor lanzó poco pero se mostró muy preciso, al acertar 11 de 12, para producir 181 yardas y una anotación; mientras su homólogo Ryan Tannehill demostró otra vez que los enemigos divisionales son “su coco”.

Completó 27 de 36 que intentó, alcanzó 309 yardas y fue capturado un par de veces, para actualizar su récord a 7-15 contra franquicias del Este del “joven circuito”, nada que ver con el 19-15 que ostenta ante el resto de la Liga.

Anotación por cuartos:

Total

Miami 00 07 07 03 — 17

Buffalo 09 10 07 07 — 33

East Rutherford, NJ.- Con algunos apuros innecesarios pero Jetes de Nueva York (5-3) se alzó con la victoria 28-23 sobre Jaguares de Jacksonville (2-6), cobijado por el apoyo de sus seguidores en el MetLife Stadium.

Con todo y sus 29 yardas totales por la vía terrestre, los neoyorquinos consiguieron aplacar el ímpetu de unos “Jags” que salieron respondones, pero que solitos se crucificaron con sus pérdidas de balón y una pobre bolsa de “protección”, la cual permitió seis capturas sobre su mariscal de campo, Blake Bortles.

Después del susto de la semana pasada que Jets sufrió por una posible lesión en el pulgar de su quarterback Ryan Fitzpatrick, este domingo respiró tranquilo y disfrutó de dos conexiones a las diagonales que demostraron una vez más que el “titular” Geno Smith ya perdió su puesto en estos controles.

En el primer cuarto, “Fitz” se alió con el receptor Eric Decker (7 yd) y para el cuarto periodo se decantó por el también receptor Brandon Marshall (20 yd).

Por desgracia para el conjunto “blanquiverde”, no todo fue “miel sobre hojuelas”, ya que el fantasma de las lesiones volvió a rondarlos.

En principio, su estelar pateador, Nick Folk, se lastimó antes del cotejo, el centro Nick Mangold abandonó en el segundo capítulo por un problema en el cuello y el esquinero Antonio Cromartie se marchó al vestidor en el cuarto por una molestia en el muslo izquierdo.

Fitzpatrick firmó una tarde de 21 envíos correctos de 34, para una ganancia de 272 yardas y dos celebraciones en la “zona prometida”; en tanto Bortles se esforzó con 24 de 40, colaboró con 381 yardas, dos lances de anotación, pero su tarea se arruinó con par de intercepciones y seis “sepulturas”, en las cuales perdió 43 yd.

Los cómplices de Bortles en el intento desesperado por ganar, posibilidad que en algunos momentos no parecía tan descabellada, fueron el receptor Allen Hurns (30 yd) en el segundo acto y Bryan Walters (20 yd) a dos minutos de que el compromiso agonizara.

Anotación por cuartos:

Total

Jacksonville 03 07 03 10 — 23

Jets NY 14 00 07 07 — 28

NTX