La visita que realizará el corredor de Águilas de Filadelfia, DeMarco Murray, a su ex equipo, Vaqueros de Dallas, ocupará los reflectores en la jornada dominical de la segunda semana de actividad en la temporada 2015 de la NFL, tanto como el duelo entre Halcones Marinos de Seattle y Empacadores de Green Bay.Aunque el Seattle-Green Bay podría ser la final adelantada de la Conferencia Nacional, la forma en que Murray salió de Vaqueros para enrolarse con Águilas podría generar el morbo suficiente como para que el Dallas-Filadelfia se robe toda la atención este domingo.

En el terreno deportivo, tanto “Da Boyz” como los “emplumados” vienen de sacar difíciles victorias en su debut esta temporada, los primeros por 27-26 a otro de sus grandes rivales, Gigantes de Nueva York, y los segundos por 26-24 a Halcones de Atlanta.

En su encuentro del domingo, los pupilos de Jason Garrett tuvieron, como es costumbre, en el mariscal de campo Tony Romo, a su gran pilar a la ofensiva, luego que completó 36 de 45 envíos, con ganancia de 356 yardas y tres touchdowns, dos de ellos con el receptor Jason Witten.

Con la salida de Murray, el backfield de los de la estrella solitaria es ocupado por Jospeh Randle y Darren McFadden, quienes consiguieron 65 y 16 yardas cada uno, lo cual, no obstante, podría ser más que suficiente para hacerle daño a una defensa que ha tenido problemas por tierra.

El año pasado, la defensa de Águilas fue la décimo quinta contra la carrera, al permitir media de 110.7 yardas por juego, deficiencia que parece repetirse este año, luego que Halcones pudo correr 105 yardas, 80 de ellas cortesía del novato Tevin Coleman.

Pese a ello, la defensa antiaérea de Filadelfia ha sufrido mucho más y el año pasado fue la número 31 de la NFL, con promedio de 264.9 yardas admitidas por partido y el pasado fin de semana pasó un muy mal rato tratando de frenar a Matt Ryan, quien les completó 23 de 34, con 298 yardas y dos touchdowns, aunque también lo interceptaron dos veces.

Por el contrario, la ofensiva “emplumada” mostró bastante solvencia en el ataque aéreo, del brazo del mariscal de campo Sam Bradford, quien lanzó para 336 yardas y una anotación, aunque también le interceptaron dos de los 52 envíos que intentó, con 36 completos.

La gran incógnita sigue siendo el papel que Murray desempeñará en el ataque de los “volátiles”, luego que ante Halcones, el entrenador en jefe Chip Kelly básicamente lo hizo a un lado, al darle sólo ocho veces el balón, pero, cabe destacar, el ex vaquero tampoco salió en un buen día al aportar apenas nueve yardas, aunque anotó una vez.

Con esta falta de balance, las huestes de Kelly tendrán un difícil domingo, incluso aunque juegan en casa, el Lincoln Financia Field, ya que el año pasado la defensa de Dallas fue la octava mejor contra la carrera y aunque fue la número 26 contra el pase, este fin de semana limitó a Eli Manning a 193 yardas en 20 completos de 36 intentos.

El otro frente que vale la pena vigilar en la jornada dominical, el Seattle-Green Bay, enfrentará a dos de los mejores pasadores de la Liga, Russell Wilson, por los “emplumados”, y Aaron Rodgers, por “The Pack”, quienes, además, son dos de los grandes contendientes a disputar el título en el “viejo circuito”.

Otro de los grandes atractivos de este duelo, en el que Empacadores es favorito por muy poco y sólo por su condición de local, será el duelo entre los corredores Marshawn Lynch y Eddie Lacy, cuarto y séptimo el año pasado en el departamento de yardas ganadas, respectivamente.

Con dos de las mejores duplas quarterback-corredor en el terreno de juego del mítico Lambeau Field cabría esperar un juego de muchas yardas, de no ser porque una de esas parejas enfrentará a la mejor defensiva global del año pasado.

El tandem Rodgers-Lacy tendrá que hacer pesar en serio la grama del Lambeau si quiere sacarle el triunfo a una defensiva que en 2014 permitió apenas un promedio de 267.1 yardas totales por partido, 185.6 por aire y 81.5 por tierra.

Otro duelo que llama la atención para el domingo, es la visita del actual campeón de la NFL, Patriotas de Nueva Inglaterra, al Ralph Wilson Stadium para hacerle los honores a Bills de Buffalo, uno de sus rivales en la División Este de la Conferencia Americana, sector que vio a sus cuatro equipos debutar con una victoria el pasado fin de semana.

Si lo visto en la primera semana es reflejo de lo que se espera para el resto de la campaña, este duelo podría ser crucial en las aspiraciones de Patriotas para repetir el título divisional.

También valdrá la pena seguir el desempeño del quarterback novato Marcus Mariota, de Titanes de Tennessee, quien además de lograr un rating perfecto de 158.3, humilló a su homólogo de Bucaneros de Tampa Bay, Jameis Winston, en el duelo entre ambos del pasado domingo, en el que el primero se impuso 42-14.

Ahora, Mariota tendrá enfrente a la defensa de Cafés de Cleveland que tuvo una tarde complicada ante Jets de Nueva York, que se impuso 10-31, en tanto Winston se encontrará con Santos de Nueva Orleans, uno de sus rivales en el Sur de la NFC, que también viene de perder, 19-31 con Cardenales de Arizona.

Jornada dominical de la segunda semana de acción en la NFL:

Houston-Carolina

San Francisco-Pittsburgh

Tampa Bay-Nueva Orleans

Detroit-Minnesota

Arizona-Chicago

Nueva Inglaterra-Buffalo

San Diego-Cincinnati

Tennessee-Cleveland

Atlanta-Gigantes NY

San Luis-Washington

Miami-Jacksonville

Dallas-Filadelfia

Seattle-Green Bay

NTX