Panteras de Carolina acudirá por segunda vez en su historia al Súper Tazón y para que esta vez sí se quede con la gloria, echará mano de ocho jugadores que ya tienen experiencia en el “juego grande”, aunque ninguno lo hizo con la casaca “felina”.El ala cerrada Ed Dickson, los receptores Ted Ginn Jr. y Kevin Norwood, el tackle Michael Oher, el esquinero Charles Tillman, el profundo Roman Harper, el tackle defensivo Kyle Love y el guardia Chris Scott conocen de antemano los sentimientos de cara al duelo por el anillo de campeón.

Sólo tres lo conquistaron, entre ellos Dickson, quien ganó en el “super bowl” XLVII con Cuervos de Baltimore y en el partido decisivo frente a 49’s de San Francisco registró dos recepciones para 37 yardas. En esa misma entrega del “súper domingo”, Oher participó como tackle derecho titular para los “emplumados”.

En tanto, Harper apareció en la alineación estelar de Santos de Nueva Orleans cuando festejaron el Tazón XLIV sobre Potros de Indianápolis; ese día lució con ocho tackleadas y dos pases defendidos.

A su vez, la franquicia de Charlotte fue finalista de la edición XXXVIII, aquella vez Patriotas de Nueva Inglaterra le negó la dicha de alzar el trofeo Vince Lombardi por marcador de 32-29; así que este domingo 7 de febrero hará un nuevo intento, aunque ahora será ante Broncos de Denver en el Levi’s Stadium.

De esa temporada 2003, que por poco termina con el título de la NFL, sólo dos jugadores se mantienen en activo, pero ninguno de los dos continúa con el equipo.

El veterano apoyador externo Julius Peppers jugó la última campaña con Empacadores de Green Bay y aún no sabe si volverá para cumplir su decimoquinto año en la Liga.

Mientras que Steve Smith Sr., actualmente receptor de Baltimore, había planteado que en 2015 diría adiós a los emparrillados, pero una lesión en el tendón de Aquiles le hizo reconsiderar su decisión, para luego comprometerse a disputar su ciclo número 16.

NTX