Panteras de Carolina realizó este viernes su última práctica en la comodidad de su hogar, Charlotte, antes de emprender el vuelo hacia Santa Clara, California, sede del Súper Tazón 50 que disputarán el 7 de febrero ante Broncos de Denver.Luego de las sesiones efectuadas desde el miércoles hasta hoy, siete jugadores fueron catalogados como “cuestionables”, aunque no todos los casos alarman al entrenador en jefe Ron Rivera, quien se congratuló por la actitud de sus pupilos de cara al “juego grande”.

“Tuvimos un gran ritmo y energía. Realmente aprecio eso. Me gusta su actitud y su personalidad. Ustedes vieron su personalidad durante los calentamientos, eso es lo que son. Lo mejor es que después de que han mostrado su personalidad y su estilo, se concentran de nuevo”, expresó en rueda de prensa.

Como indicó a lo largo de la semana, la máxima preocupación de Rivera es la rehabilitación del apoyador externo Thomas Davis, quien hace unos días se sometió a una cirugía en el brazo y estuvo ausente de los primeros tres entrenamientos rumbo al “súper domingo”.

Los otros que, de momento y por razones preventivas, ostentan el 50 por ciento de posibilidades de jugar son el ala defensivo Charles Johnson (rodilla), el centro Ryan Kalil (rodilla), los corredores Jonathan Stewart (tobillo) y Fozzy Whittaker (tobillo), el tackle defensivo Kawann Short (rodilla) y el corredor de poder Mike Tolbert (rodilla).

De acuerdo con el portal oficial de los campeones absolutos en la Conferencia Nacional (NFC), el grupo completo se trasladará a San José, capital del condado de Santa Clara, este domingo, para aclimatarse y realizar los últimos ajustes antes de la gran cita en el Levi’s Stadium.

NTX