Manchester United y Crystal Palace echan este sábado el cierre a la temporada futbolística 2015/2016 en Inglaterra con la disputa en el estadio de Wembley de la final de la FA Cup (16:30 GMT).

Mancunianos y londinenses revivirán, 26 años después, el duelo que cambió la historia del United, entonces con el técnico escocés Alex Ferguson en el banquillo.

En 1990, los ‘diablos rojos’ enfilaban su cuarta temporada sin títulos y se empezaba a cuestionar la labor del entrenador. Sin embargo, en el vetusto estadio de Wembley, United y Palace empataron 3-3 en un encuentro emocionante, antes que en el ‘replay’, el partido de desempate, los del norte de Inglaterra se impusieran por 0-1 gracias a un tanto de Lee Martin.

Ese duelo abrió la veda en el United, que en los 23 años siguientes, siempre bajo la dirección maestra de Ferguson, ganó 25 entorchados.

Ahora, 26 más tarde, es otro entrenador el que está siendo cuestionado en Manchester, el holandés Louis van Gaal, que confía en levantar su primer título desde su llegada a Old Trafford hace dos temporadas.

Sin Liga de Campeones la próxima campaña y tras un convulso curso, marcado por las recurrentes lesiones y por el pobre fútbol exhibido, el United tiene la posibilidad de salvar el año consiguiendo la Copa de Inglaterra.

El United, que aspira, en la final número 135 del torneo más antiguo del mundo, a su duodécimo título, los mismos que atesora el Arsenal, tiene las bajas de los lesionados Bastian Schweinsteiger, Luke Shaw, Adnan Januzaj y Timothy Fonsu-Mensah.

Sin embargo, los de Manchester, que su camino a Wembley pudieron con Sheffield United (1-0), Derby County (1-3), Shrewsbury Town (0-3), West Ham (1-1 y 1-2) y Everton (1-2), recuperan al argentino Marcos Rojo, al francés Morgan Schneiderlin y al italiano Matteo Darmian, quienes han entrenado con el resto del equipo durante toda esta semana.

“Es importante impresionar y hacerlo bien, aunque eso depende de muchos factores, uno de ellos el rival. Nuestra intención es ganar haciendo un buen partido y marcar goles bonitos. Pero si nos imponemos por 1-0 también me vale. Al final, lo más importante es llevarse el título”, dijo Van Gaal en la previa del choque.

El rival del United es el conjunto del sur de Londres Crystal Palace, finalista en 1990 y que confía en tomar la revancha de hace 26 años.

Los de Alan Pardew, que en el camino se deshicieron de Southampton (1-2), Stoke (1-0), Tottenham (0-1), Reading (0-2) y Watford (2-1), llegan con la única baja del centrocampista galés Joe Ledley.

El internacional inglés Wilfried Zaha, quien jugó en Old Trafford con poco o nada de protagonismo durante dos campañas, regresará a la titular después de tres partidos fuera por una lesión muscular, mientras que Bakary Sako volverá a la convocatoria tras sus molestias.

“Tendremos que ser pacientes porque ellos mantienen muy bien el balón. Sabemos que seremos el equipo que lucharemos más por llevarnos la victoria y estamos contentos en ese rol”, aseguró un confiado Pardew, integrante del Crystal Palace que perdió la final de 1990.

– Alineaciones probables:

Crystal Palace: Hennessey; Ward, Dann, Delaney, Souaré; Cabaye, McArthur, Puncheon; Bolasie, Zaha y Wickham.

Manchester United: De Gea; Valencia, Smalling, Blind, Borthwick-Jackson; Carrick, Rooney, Lingard; Mata, Martial y Rashford.

Árbitro: Mark Clattenburg (ENG)

Estadio: Wembley (Londres)

Hora: 17:30 hora local (16:30 GMT). EFE