Río de Janeiro, 13 Ago (Notimex).- El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, calificó de atípica la primera semana para México en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y confió en el taekwondo y triatlón para mejorar el panorama.

“Ha sido una semana complicada y difícil; con esto no quiero decir que los atletas no hayan salido a dar su máximo esfuerzo, lo han hecho de acuerdo a su preparación y condiciones y esto no quiere decir que sea una delegación derrotada”, afirmó.

Padilla Becerra, quien acudió a Riocentro para ver el desempeño del pugilista Elías Emigdio, sostuvo que los resultados no han sido favorables para México en esta primera semana y espera que esta situación mejore en la segunda parte de la competición.

De acuerdo con la historia de México en las justas olímpicas, sólo en París 1924 y Amsterdam 1928, la delegación nacional se fue en blanco. En Londres 2012 los atletas nacionales se agenciaron siete medallas. “He platicado con algunos de los atletas que están a la espera de competir y los vi con el ánimo muy en alto. Indique que para evitar las burlas en México en redes sociales, mejor apagaran sus teléfonos”, dijo.

Respecto a la situación de hace cuatro años en Londres 2012 cuando se obtuvieron siete presas a la actual, el dirigente olímpico comentó que México vivía una etapa diferente, “hubo un proceso atípico en esta ocasión, el ciclo no llegó a cumplirse de acuerdo a lo proyectado por cada algunas federaciones ante el relevo que hubo en la Conade”.

Añadió que los atletas nacionales son los mejores del país y acudieron con las marcas exigidas por las federaciones internacionales de cada disciplina y el propio Comité Olímpico Mexicano, y “si las cosas no han salido no es por culpa de los atletas. De responsabilidades no es momento de hablar, y ya se realiza un balance”.

Padilla Becerra refirió que debe existir una coordinación y el esquema actual del deporte mexicano debe ser modificado en donde los atletas tengan los apoyos adecuados como en España, Estados Unidos y otros países.

En ese sentido, el directivo comentó que cuando el trabajo no se hace en conjunto se tiene consecuencias y rechazó que en el caso de la natación haya consigna contra México por una cancelación de un evento deportivo que estaba pactado para el 2017.

Consideró que renunciar al cargo por los negativos resultados de México en la justa de Río 2016 no está considerado, pero “en el caso será la asamblea la que decida en elecciones que se realizarán en este año”.

 

NTX/LRB/MGC/RIO16/MEX