Casi un año después de su última pelea, el boxeador filipino Manny Pacquiao volverá al ring solo para despedirse de manera definitiva, lo que algunos dudan, cuando enfrente al estadunidense Timothy Bradley en la MGM Grand Garden Arena en Las Vegas.

En la que será supuestamente la última pelea en su carrera profesional, el “Pacman” saldrá favorito para medirse con Bradley, quienes chocarán por tercera vez en busca de demostrar quién es el mejor luego de un triunfo por lado.

El cinturón especial “Battle of Súper Champions” de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) estará en juego entre los dos pugilistas, quienes durante la semana se mostraron confiados en que ofrecerán el sábado el mejor combate de su trilogía.

Pacquiao, quien no pelea desde que perdió con Floyd Mayweather Jr. el pasado 2 de mayo en el mismo lugar, se recuperó de una lesión en el hombro derecho y está listo para buscar un triunfo en su adiós, aunque el mismo promotor Bob Arum duda que sea su última batalla.

El pugilista tagalo, campeón en ocho divisiones diferentes, dejó en claro que el trabajo realizado le permitirá mostrarse agresivo y fuerte sobre el cuadrilátero, en espera incluso de terminar con la pelea antes del límite.

Su entrenador Freddie Roach también destacó el entrenamiento que realizó su pupilo y manifestó que de ganar estaría listo para seguir con su carrera, aunque reconoció el poderío y mejoría que ha mostrado Bradley, por lo que “Desert storm” no será nada fácil.

El mismo Bradley, de la mano del entrenador Teddy Atlas, dejó en claro que su preparación fue la óptima y que tiene todo para derrotar a Pacquiao, así como lo hizo el 9 de junio de 2012, aquella ocasión por decisión dividida, antes de que Manny tomará revancha el 12 de abril de 2012.

Con el pugilista asiático (57-6-2, 38 KO’S) arriba en las apuestas, se espera una guerra en la que el californiano, ex campeón mundial welter y superligero (33-1-1, 13 KO’S), tratará de imponerse y “colaborar” en el retiro definitivo del histórico Pacquiao.

NOTIMEX