Las victorias de los Packers de Green Bay y los Seahawks de Seattle completaron la Ronda de Comodines de la Liga Nacional deFútbol Americano (NFL) que les permitió unirse a los Chiefs de Kansas City y los Steelers de Pittsburgh como los ganadores históricos, que pasan a la fase divisional.

Con el triunfo de estos cuatro equipos por primera vez en el actual formato de finales de la NFL, que inició en 1990, ganan de visitantes en la Ronda de Comodines.

Tras las victorias de los Seahawks ante los Vikings de Minnesota y los Packers, frente a los Redskins de Washington, en la Conferencia Nacional (NFC) que tuvieron finales muy diferentes, el equipo de Seattle, que defiende el título de campeón, tendrá como próximo rival a los Panthers de Carolina, la franquicia que logro la mejor marca en la temporada regular (15-1).

Mientras que los Packers, que recuperaron su condición de equipo ganador y con experiencia, decidirán su continuidad en la competición ante los Cardinals de Arizona.

Los emparejamientos dentro de la Conferencia Americana (AFC) dejaron a los Chiefs como rivales de los Patriots de Nueva Inglaterra, los actuales campeones del Super Bowl, mientras que lo Steelers tendrán que viajar hasta Denver, donde les esperan el equipo local de los Broncos.

Las lesiones una vez más serán importante a la hora de ver como evolucionan jugadores importantes afectados por las mismas dentro de los Steelers que tienen al mariscal de campo estelar Ben Roethlisberger afectado y los Seahawks al corredor estrella Marshawn Lynch.

En un partido de muchas complicaciones, el mariscal de campo estelar Aaron Rodgers hizo dos envíos de anotación y dio a los visitantes Packers una victoria por 18-35 sobre los Redskins.

Los Packers hicieron el viaje a las finales al conseguir un comodín en la NFC, al quedar segundos en la División Norte, sólo detrás de los campeones que fueron sus eternos rivales de los Vikings.

Rodgers completó 21 de 36 pases para 210 yardas con dos envíos de anotación, no le interceptaron ninguno, fue derribado una vez y colocó en 93,5 el índice de pasador.

Los Redskins, a pesar de jugar como equipo local y habiendo pasado a las finales como campeón de la División Este, vieron detenida su marcha en la fase final.

Washington había ganado cuatro partidos consecutivos, pero concluyen su temporada sin haber logrado un triunfo contra equipos con marca ganadora, pero a pesar de la eliminatoria, los Redskins fueron la gran revelación de la temporada y confirmaron que su proyecto de reconstrucción va por el buen camino.

En Minneapolis, el pateador Blair Walsh falló un intento de gol de campo de 27 yardas a falta de 22 segundos para el final del tiempo reglamentario y permitió a los visitantes Seahawks preservar el triunfo por 9-10 sobre los Vikings, en el primer partido de la jornada dominical de la NFC.

La victoria de los Seahawks, que pasaron a las finales con uno de los dos comodines de la NFC después de ser segundos en la División Oeste, les permite mantener la defensa del título de campeones.

El equipo de Seattle viajará para enfrentar a los Panthers, el equipo que estuvo invicto durante las 15 primeras semanas de competición y sólo perdió un partido en la decimosexta ante los Falcons de Atlanta.

Para los Seahawks su permanencia dentro de las finales les da posibilidad de regresar al Super Bowl por tercera temporada consecutiva.

Los Seahawks no pudieron estar dentro del partido sino hasta el inicio del cuarto periodo, iniciando ese lapso de tiempo con desventaja en el marcador de 0-9.

Pero su mariscal de campo Russell Wilson mandó pase de tres yardas al receptor abierto Doug Baldwin para touchdown y ahí comenzó abrirse el camino de la milagrosa victoria llena de suspense y drama, en el partido diputado en el TCF Bank Stadium, de Minneapolis, que registró la tercera temperatura más baja en la historia de la NFL con 21 grados bajo cero centígrados.

También fue la temperatura más baja en un partido de los Vikingos después que las corrientes de viento en el lugar provocaron que la sensación térmica en dentro del campo fuese de 25 grados bajo cero, lo que hizo que el entrenador en jefe de los Seahawks, Pete Carroll, lo definiese como de “sobrevivir”.

Debido a las bajas temperaturas, los aficionados recibieron calentadores para las manos y café caliente antes del inicio del partido.

El duelo entre los Vikings y los Seahawks sólo fue superado por el “Ice Bowl” entre Packers y los Cowboys de Dallas, en 1967 (-26 grados centígrados) y la Final de la AFC, de 1981, que enfrentó a los Bengals de Cincinnati y los Chargers de San Diego (-23 grados centígrados).

Por los Vikings su mariscal de campo Teddy Bridgewater completó 17 de 24 pases para 146 yardas, no mandó envíos de anotación ni tuvo interceptaciones, lo derribaron tres veces y dejó en 86,5 el índice de pasador.

En los partidos de la Ronda de Comodines de la AFC, que se jugaron el sábado, el mariscal de campo Alex Smith encabezó un ataque arrollador de los Chiefs que vencieron a domicilio por paliza de 0-30 a los Texans de Houston.

La victoria, que fue la undécima consecutiva que tuvieron los Chiefs, incluyendo la temporada regular, fue la primera que consiguieron en la fase final en 22 años.

El pateador brasileño Cairo Santos contribuyó con tres goles de campo, incluyendo la última anotación de los Chiefs, que el último triunfo de playoffs había sido el conseguido el 16 de enero de 1994, cuando el exmariscal de campo estelar Joe Montana y el excorredor Marcus Allen decidieron la victoria en el Astrodome, de Houston, también contra el equipo local ya desaparecido de los Oilers.

El pateador Chris Boswell anotó gol de campo de 35 yardas cuando restaban 14 segundos para el final del tiempo reglamentario y los visitantes Steelers vencieron 16-18 a los Bengals. de Cincinnati en partido de la Conferencia Americana.

Para los Steelers también fue el primer triunfo en partido de fase final desde el encuentro que protagonizaron por el título de la AFC en el 2010.

Mientras que los Bengals no pudieron hacerse de su primera victoria en fase final en 25 años.EFE