Este jueves, León y Pachuca medirán fuerzas en la ida de las semifinales del Torneo Clausura 2016 de la Liga MX y lo harán con la intención de dar ese primer golpe rumbo a la gran final.

Ambas escuadras se darán a la tarea de dejar de lado el lazo familiar y empresarial que los une, para demostrar que el significado de deportividad todavía existe.

La cancha del estadio Nou Camp será el escenario del primer enfrentamiento entre la Fiera y los Tuzos, ambos firmaron una fase regular muy equilibrada y cada uno terminó con 30 unidades.

Pachuca fue sublíder, sólo por detrás de Monterrey, gracias a su mejor diferencia de goles respecto a León, que poco a poco encontró su mejor versión bajo el mando de Luis Fernando Tena, quien llegó al equipo con el certamen empezado, luego de que Juan Antonio Pizzi se fue a la selección de Chile.

Los “panzas verdes” eliminaron en cuartos de final a Monarcas Morelia, con cierta facilidad y gracias al buen momento que atraviesan tres pilares importantes: Luis Montes, Elías Hernández y su goleador Mauro Boselli.

Del lado de Tuzos, si bien acabó por pedir la hora ante Santos Laguna, fue superior en lo futbolístico y su mejor arma se basa en la velocidad de sus juveniles Hirving Lozano y Rodolfo Pizarro, así como el aporte de Jonathan Urretaviscaya y Franco Jara.

Debido a su forma de juego, se prevé una serie de alarido, de mucha verticalidad. Apenas hace dos años guanajuatenses e hidalguenses protagonizaron una final, en la cual León se quedó con el título y se convirtió en bicampeón de torneos cortos.

Este primer compromiso, en la antesala por la corona, dará inicio a las 20:06 horas con el arbitraje de Luis Enrique Santander. En los palcos se espera la familia Martínez, donde el papá preside a Tuzos y el hijo a los “felinos”.

NOTIMEX