Para el jugador paraguayo Osvaldo Martínez, entradas como la que sufrió su compañero en América, Rubens Sambueza, ponen en riesgo a los jugadores, por lo que pidió a los árbitros cuidar a los más habilidosos.“Yo creo que a nosotros nos molesta el que no se tomen medidas, porque sabemos que fue una entrada muy peligrosa (de Walter Kannemann), pero como lo dijo ‘Chepe’ (Daniel Guerrero), nosotros no tenemos que meternos en esa situación, sino que dejárselo a la gente que hace ese trabajo”, dijo.

En rueda de prensa en Coapa reiteró la molestia del grupo en general, pues fue “una entrada peligrosa que pudo lesionar a un compañero”, por lo que pidió “tratar de cuidar a los jugadores como Sambueza” y dejar que los árbitros hagan su trabajo.

Tras la entrada de Kannemann a Sambueza, Michael Arroyo respondió con una agresión y fue expulsado para dejar en desventaja a su equipo, situaciones que no deben ocurrir y en lo que trabajarán, dijo “Osvaldito”.

“Es una irresponsabilidad de nuestra parte, hay que tratar de no meternos en problemas con el arbitraje, no pelear con el rival, porque por eso te pueden sacar del partido y eso limita al equipo, evitar eso y tratar de ser un equipo equilibrado en la cancha”, agregó.

Pidió concentración para el choque a disputarse el sábado en el estadio Azteca ante Pachuca, que será complicado por la calidad del rival, y dejó en claro que caer en desesperación, como les ha ocurrido podría afectar al equipo.

“Yo creo que va a ser un partido muy especial en el medio campo porque tienen jugadores jóvenes y rápidos, por las bandas también son rápidos, tenemos que estar bien ordenados y aprovechar las ocasiones que podamos tener”, manifestó.

Dijo que tratarán de ser sólidos en el medio y contundentes arriba, además de pensar que cada partido tiene 90 minutos, pues “a veces nos gana la desesperación de ir a buscar el partido”.

NTX