El base Russell Westbrook con un doble-doble de 27 puntos, 12 asistencias y siete recuperaciones de balón, lideró a los Thunder de Oklahoma City que vencieron a domicilio por 102-108 a los Warriors de Golden State en el primer partido de las finales de la Conferencia Oeste.

La victoria permite a los Thunder quedarse con la ventaja de campo en la serie que van a disputar al mejor de siete partidos y el segundo se jugará el próximo miércoles en el mismo escenario del Oracle Arena de Oakland.

El alero Kevin Durant con otro doble-doble de 26 puntos, incluida una canasta decisiva a falta de 30.7 segundos para el final, y 10 rebotes fue el segundo mejor encestador de los Thunder, que remontaron en la segunda parte una desventaja de 13 tantos (60-47) con la que llegaron al descanso.

El gran héroe de la remontada fue Westbrook que en la primera parte había conseguido solo tres puntos al fallar siete de los ocho tiros que hizo de campo, aunque repartió ocho asistencias para que Durante y el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka mantuviesen al equipo en el partido con 14 y 11 tantos, respectivamente.

Luego Westbrook en el tercero salió arrollador y logró 19 puntos con los que permitió que junto a la gran defensa que hicieron los Thunder lograsen un parcial de 28-38 y un global de 88-85 al inicio del cuarto.

En el que la tónica fue la misma, con dominio de lo Westbrook en el duelo individual que mantuvo con el base estrella de los Warriors y MVP, Stephen Curry, y el protagonismo de nuevo en el juego interior del pívot neozelandés Steven Adams, que volvió a ser el factor sorpresa ganador, como había sucedido en la serie de semifinales ante los Spurs de San Antonio.

Adams concluyó el partido con un doble-doble monumental de 16 puntos (5-8, 0-0, 6-9), 12 rebotes –10 defensivos–, y puso dos tapones.

El pívot titular de los Thunder también anotó dos tiros de personal a falta de 1:01 que también ayudaron a asegurar la victoria de los Thunder, que tuvieron a cinco jugadores con números de dos dígitos, incluido el escolta-alero reserva Dion Waiters que llegó a los 10 tantos.

Ibaka, que jugó una gran primera parte, hizo luego una gran labor de equipo y defensiva al concluir el partido con 5 anotaciones de 11 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos.

Además consiguió un doble-doble al capturar 11 rebotes, incluidos siete defensivos, dio una asistencia y puso un tapón en los 36 minutos que disputó.

Como equipo los Thunder tuvieron un 44 (39-89) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 47 (8-17) de triples, pero fallaron 10 de los 32 tiros de personal.

Sin embargo, dominaron en las acciones bajo los aros al capturar 52 rebotes por 44 de los Warriors, que en la segunda parte nunca pudieron con la defensa de los Thunder y tampoco estuvieron acertados en los tiros desde fuera de perímetro al quedar con un 37 (11-30) de triples.

La falta de protagonismo en el juego interior hizo que sólo hiciesen 17 tiros de personal y anotasen 11, sin que tampoco estuviesen acertados.

El máximo encestador de los Warriors fue el base Stephen Curry que aportó un doble-doble de 26 puntos, 10 rebotes y siete asistencias, mientras que el escolta Klay Thompson llegó a los 25 como segundo máximo anotador del equipo de los actuales campeones de liga y de la Conferencia Oeste.

El pívot Draymond Gren logró 23 puntos, pero perdió el duelo con los hombres altos de los Thunder al capturar cinco rebotes, incluidos cuatro que fueron defensivos, mientras que el alero Harrison Barnes anotó 12 tantos y fue el cuarto máximo encestador de los Warriors.

Esta vez los reservas de los actuales campeones de liga tampoco surgieron en los momentos decisivos de la segunda parte y el mejor fue el escolta Andre Iguodala que aportó seis puntos.

Mientras que el escolta brasileño Leandro Barbosa jugó cuatro minutos en los que anotó 1 de 2 tiros de campo, capturó un rebote y dio una asistencia.

 

EFE