Un pícaro gol de falta del portugués Sergio Paulo Barbosa ‘Duda’ en el tramo final del encuentro dio al Málaga su tercera victoria consecutiva a costa de un Levante al que hundió un poco más en la última plaza de la Liga BBVA.

En un choque en el que ambos equipos intercambiaron el dominio del encuentro pero en el que ninguno de ellos logró traducirlo en grandes ocasiones, la calidad del zurdo luso inclinó la balanza y confirmó la trayectoria ascendente del equipo andaluz, que suma cinco jornadas sin perder.

El partido arrancó con polémica que pudo cambiar el guión. Cuando aún no se había completado el primer minuto de juego, una buena triangulación del Málaga permitió internarse en el área local a Juankar que acabó en la hierba tras intuir cerca a un defensa local.

Tras un par de segundos de incertidumbre, Gil Manzano le castigó con tarjeta amarilla y le dejó sin el penalti que reclamaba.

Pese a esa adversidad inicial, el equipo de Javi Gracia dominó con facilidad los primeros minutos. Con el paso de los minutos, el Levante se estiró a un poco pero en principio sin llegar a inquietar a Kameni más que en una jugada de estrategia y en un remate de cabeza del mismo Navarro tras un saque de córner.

Esas acciones reforzaron la confianza de los de Rubi que lograron empezar a trenzar su juego y a hacer retroceder a su rival, que asumió sin demasiadas complicaciones ese nuevo escenario.

En los minutos previos al descanso el encuentro se descontroló. Ambos equipos se empeñaron en sorprender a su rival al contragolpe pero con mucha más voluntad que acierto, lo que desembocó en continuas pérdidas de balón sin que ninguno lograra generar peligro real.

En el intermedio, Rubi retiró a Juanfran, retrasó a Simao e introdujo a Jose Mari en el centro del campo, lo que favoreció las transiciones de los locales, que trataron de volver a controlar la posesión y lo lograron lo que permitió a Camarasa probar los reflejos de Kameni primero con un duro disparo desde fuera del área.

El equipo andaluz no perdió la paciencia y en el tramo final recuperó el control del juego ante la paulatina pérdida de empuje de los locales, sin más argumentos que aportar.

Cuando el choque ya se dirigía a su final, el Málaga encontró su premio. Una falta al borde del área provocada por el revoltoso Amrabat fue convertida con maestría por Duda, que acababa de entrar en el encuentro, al aprovechar el salto de la barrera para colar el balón raso con Mariño en el otro palo.

El Levante acusó el golpe y apenas pudo generar peligro en los últimos diez minutos para desesperación de su público buena parte del cual abandonó antes de hora el Cuitat de València y no esperó al pitido final.

Ficha técnica:

0 – Levante: Mariño, Pedro López, David Navarro, Juanfran (José Mari, m.46), Nikos, Lerma, Simao, Camarasa, Rubén (Deyverson, m.74); Ghilas (Xumetra, m.59) y Roger.

1 – Málaga: Kameni, Rosales, Albentosa, Welington, Juankar (Juanpi, m.68), Amrabat, Camacho, Juanfran, Recio, Fornals (Boka, m.59), Cop (Duda, m.73) y Charles.

Gol: 0-1, m.78: Duda.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Amonestó a los locales Simao, Roger, Lerma, Navarro, Pedro López y Deyverson y a los visitantes Juankar, Camacho, Duda, Amrabat y Juanpi.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 17 de la Liga disputado en el Ciutat de València ante 13.587 espectadores. El club valenciano declaró el encuentro como ‘día del niño’ y todos los menores acompañados de un adulto entraron gratis al estadio.

 

EFE