Tras casi dos meses de inactividad, el guardameta mexicano Guillermo Ochoa reapareció bajo el arco del Málaga para participar en el amistoso que los “boquerones” ganaron 2-0 frente al Dínamo Kiev.

El cancerbero jalisciense no veía actividad desde el pasado 16 de diciembre, cuando su equipo y él fueron sorprendidos por el Mirandés en la fase de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, único certamen en el cual goza de actividad desde su llegada al balompié español.

Sin embargo, este miércoles el timonel “blanquiazul” “se apiadó de él” y lo alineó como titular en este cotejo celebrado en el estadio de Atletismo de la Ciudad de Málaga.

El encuentro se resolvió rápido, gracias a un doblete del portugués Ricardo Horta, pues su primer festejo se dio apenas al minuto uno, luego de madrugar a la defensa capitalina y ganarle el mano a mano al veterano portero Oleksandr Shovkovskiy.

Sin capacidad de reacción por parte de los visitantes, el extremo lusitano volvió a la carga y al 14 remató con potencia al segundo palo para establecer el 2-0 que a la postre sería definitivo.

El mayor sobresalto para Ochoa Magaña ocurrió hasta la parte complementaria, al minuto 65, cuando el paraguayo Derlis González ejecutó un tiro de esquina que fue conectado por Denís Garmash, pero el tapatío estuvo atento para quedarse con el esférico.

La cita sirvió de preparación para la escuadra ucraniana, cuya liga inicia hasta marzo, pero que en dos semanas afrontará un difícil examen ante Manchester City, por la ida de los octavos de final en la Champions League.

Mientras que el conjunto malagueño visitará el sábado al Villarreal del mediocampista mexicano Jonathan dos Santos, en actividad de la Liga de España.

No obstante, el cancerbero camerunés Carlos Kameni se perfila para recuperar su puesto y, de esta manera, dejar a Ochoa en la banca por sexagésima primera ocasión consecutiva.