El “nuevo” Valencia, que por primera vez este año ha completado una serie de tres victorias seguidas en Liga, no dio opción al Eibar (4-0) en un encuentro de clara superioridad del equipo local, en el que destacó Paco Alcácer con los tres goles que anotó en tan solo media hora durante el primer periodo.

El Valencia hizo hoy el mejor partido de la temporada y ante un Eibar que se presentaba con una regularidad mucho mayor que la del equipo valenciano y que, además, le antecedía en la clasificación.

El conjunto local controló el encuentro desde su inicio ante un rival que, de entrada, le presionó muy bien, pero que a los diez minutos recibió el primer tanto tras un penalti por un derribo de Dani García a Parejo.

Riesgo detuvo a su derecha el disparo de Alcácer, pero no pudo hacer nada ante el rechace del propio lanzador, que puso el 1-0 en el marcador.

A continuación el Eibar vivió los mejores momentos del encuentro con algunas aproximaciones a la meta local y con una clara opción de gol en un remate de Adrián que rozó el poste de la meta local (m. 26).

Para entonces, el Valencia ya había mostrado su superioridad gracias a la intensidad y la implicación de todo el equipo pero, sobre todo, a las penetraciones constantes por la banda derecha de Rodrigo y Cancelo que propiciaron dos tantos más antes del descanso.

Ambas fueron transformadas en gol por Paco Alcácer en los minutos 28 y 40. La primera con un potente disparo y la segunda al rematar de cabeza solo ante Riesgo.

Así, el Valencia llegó al descanso con una clara ventaja en el marcador y con una línea de juego ascendente ante la que el conjunto guipuzcoano poco pudo hacer.

La dinámica del encuentro no varió tras el descanso y el 4-0 llegó en una buena penetración de Rodrigo resuelta por Cancelo tras un buen pase en profundidad.

El Valencia se mostraba como un equipo irreconocible para los que han sufrido su juego hasta la llegada de su actual técnico, Pako Ayestarán, y el conjunto visitante no encontraba la forma de frenar las avalanchas de los locales.

Mediado el segundo periodo, el partido era una fiesta en las gradas para una afición que ha sufrido muchas decepciones a lo largo del campeonato, mientras que sobre el terreno de juego el Valencia no levantaba el pie ante un Eibar que dudaba entre buscar la meta rival o proteger la propia.

El partido avanzaba hacia su conclusión con un Valencia más decidido y con la moral alta ante un Eibar al que le costaba mucho encontrar el camino para amortiguar el impacto de la goleada, lo que no impidió que el portero local, Diego Alves, realizara un par de intervenciones meritorias.

El encuentro, a pesar de algunas aproximaciones locales a la meta de Riesgo, tuvo “minutos de la basura” cuando el Valencia aflojó el ritmo tras muchos minutos a un gran nivel y el Eibar no consiguió marcar.

– Ficha técnica:

4 – Valencia: Diego Alves, Joao Cancelo, Mustafi, Abdennour, Siqueira (Gayà, m.17), Javi Fuego, Parejo, André Gomes (Enzo Pérez, m.61), Rodrigo, Paco Alcácer (Negredo, m.69) y Santi Mina.

0 – Eibar: Riesgo, Capa, Ansotegui, Ramis (Dos Santos, m.82), Juncà (Lillo, m.46), Dani García, Escalante, Keko, Adrián, Inui y Borja Bastón (Sergio Enrich, m.63).

Goles: 1-0, m.10: Paco Alcácer. 2-0. m.28: Paco Alcácer. 3-0, m.40: Paco Alcácer. 4-0, m.56: Cancelo.

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó por el Valencia a Abdennour y vieron la cartulina por el Eibar Dani García y Ansotegui.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 35.000 espectadores. EFE