El tenista serbio Novak Djokovic tuvo una jornada inaugural entretenida en el Abierto de Australia, nada sublime y por consiguiente tampoco humillante ante su oponente surcoreano Hyeon Chung, a quien superó por 6-3, 6-2 y 6-4.Chung, quien va cumplir 20 años el 19 de mayo próximo,tuvo varias acciones sublimes, tanto que algunas fueron aplaudidas por el uno del orbe.

Novak lo puso a prueba, le devolvió con potencia de derecha y con el revés a dos manos, y terminó imponiéndose por su jerarquía, hechura y madurez en todos los aspectos.

Este debut sirvió al europeo para calibrar su golpeo, porque marcó diez servicios as, tres dobles faltas, 27 errores no forzados y sentir el cariño del público, que le aplaudió de principio a fin.

Al estar en su feudo, Djokovic necesitó de una hora y 55 minutos para librar la primera barrera en su camino a su sexto título para igualar al mayor ganador de este torneo, el australiano Roy Emerson, quien cumplió esa cifra entre 1961 y 1967.

NTX