El juego más atractivo de la primera jornada en el Abierto Mexicano de Tenis (AMT) no tuvo sorpresas, el japonés Kei Nishikori, segundo cabeza de serie, superó con relativa facilidad al holandés Thiemo de Bakker, quien provenía de la calificación.

Solo 59 minutos de encuentro requirió Nishikori para sellar su pase a los octavos de final por 6-0 y 6-3 y con esto iniciar con el pie derecho el que se espera sea su camino rumbo a la final en la búsqueda de superar el subcampeonato que tuvo el año pasado ante David Ferrer, quien abre acciones este martes.

El número 107 del mundo no ofreció especial resistencia para el juego preciso y sereno del nipón que ahora tendrá que jugará la siguiente ronda ante el ganador del juego entre el estadounidense Sam Querrey y el israelí Dudi Sela.

En otro encuentro, Donald Young de Estados Unidos dejó fuera por doble 6-3 a Gilles Muller de Luxemburgo, mientras que el ucraniano Illya Marchenko hizo lo propio con el estadounidense Tommy Paul, quien llegó al cuadro principal desde el torneo de calificación, por 6-2 y 7-6 (7/4).