Nico Rosberg ya no piensa en el pasado, con el título sentenciado el piloto de Mercedes afronta una nueva fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1 con la misma emoción que antes por ganar.

“Quiero ganar y eso es todo, espero ya la carrera”, así de contundente se mostró el alemán, quien el fin pasado dio la oportunidad a su compañero de equipo, Lewis Hamilton de lograr su tercer título tras una salida de pista.

“Iba bien, confortable y rápido hasta el coche de seguridad que rompió mis 10 segundos de ventaja y regrese a cero lo cual fue malo. Era una excelente carrera hasta mi gran error que me costó la victoria y eso es horrible”, señaló.

Sin embargo ahora y a pesar de que ahora solo puede aspirar al subcampeonato, Rosberg señaló que mantiene intacta la motivación no sólo por ser la primera carrera en México después de mucho tiempo sino porque sigue con hambre de triunfo.

“Pienso que no puedo dejar de pelear, digo sé que el campeonato de constructores está decidido, el de pilotos está decidido, pero todos queremos siempre ganar, salir a dar batalla, y eso no cambia dentro de mi”, apuntó.

Acerca del asunto de la caída de Marc Márquez en un duelo con Valentino Rossi en Moto GP, el piloto de las Flechas Plateadas dijo que con su visión desde dentro como compañero de profesión tiene una idea de lo que pasó pero que es difícil decir con exactitud la situación.

NTX