El futbolista brasileño Neymar y su padre tendrán que pagar una multa al fisco brasileño de 459.671 reales (unos 112.000 dólares) por haber evadido impuestos en 2007, según una decisión judicial conocida hoy.

El Tribunal Federal de Sao Paulo rechazó una demanda presentada por Neymar para tratar de anular la multa, cuyo importe ya había sido depositado por el jugador y su padre en una cuenta extrajudicial, según informó la corte en un comunicado.

La sentencia fue dictada el pasado día 15, pero su contenido sólo fue divulgado hoy por el tribunal, que también obligó a Neymar a pagar los honorarios de los abogados de la defensa.

El fisco multó a Neymar por haber declarado una serie de pagos efectuados por el Santos, su club en aquella época, como derechos de imagen y no como salario, la categoría que las autoridades creen que correspondían en realidad estos depósitos.

Neymar también tiene sendas causas abiertas en la Justicia de España y Brasil por su transferencia al Barcelona, concretada en 2013.

En Brasil el fisco le demanda a Neymar el pago de cerca de 63,6 millones de reales (15 millones de dólares aproximadamente) en concepto de impuestos no declarados entre los ejercicios fiscales de 2011 y 2013 debido a esa operación.

Según la agencia tributaria brasileña, el jugador evadió impuestos porque declaró el dinero que percibió por su fichaje por el Barcelona como ganancias de sus empresas y además omitió de su declaración de impuestos el cobro de servicios de publicidad, de derechos de imagen y de otros contratos firmados con el Barcelona. EFE