Rafael Nadal le arrebató el Trofeo Conde de Godó al japonés Kei Nishikori por marcador de 6-4 y 7-5, en partido de dos horas y cuatro minutos, con lo cual ganó su título 49 en tierra batida y el número nueve en Barcelona, igualando el récord del argentino Guillermo Vilas.En el primer set, el quinto de la clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) aprovechó las dos oportunidades de quiebre que se le presentaron, mientras que el nipón lució errático y sólo capitalizó una de ocho oportunidades, por lo que perdió 6-4.

Ya con la ventaja, el ex número uno del mundo, tuvo que pelear palmo a palmo con un bicampeón defensor en Nishikori, que complicó la labor del español hasta llevar la segunda manga al 5-5.

Pero con la obligación del manacorí por triunfar en su país, disputó el mejor punto del partido en el juego 12, con el marcador 30-15 y con el asiático al saque, en el que Nadal tuvo que recorrer toda la cancha para resolver con gran técnica un revés del número seis de la ATP.

Ya con el encuentro 40-15 y ganando 6-5, Nadal solamente tuvo que esperar a los errores de Nishikori, quien se vio perdido con la presión y cedió en la primera de dos oportunidades de punto para juego al rematar la pelota de la cancha.

Esta es la novena ocasión en que la raqueta número cinco a nivel mundial se adjudica esta competencia y con su victoria igualó el récord de Guillermo Vilas con 49 victorias sobre arcilla y ligó por octava ocasión los títulos de Montecarlo y Barcelona.

Gracias a este triunfo partirá como segundo preclasificado del Abierto de Madrid, tan solo por detrás del serbio Novak Djokovic, número uno de la ATP.

Sin embargo, la derrota significó para Nishikori romper su racha de 19 partidos sin perder en este torneo, además de sufrir su primer descalabro en la final del torneo, luego de haber conquistado esta corona en 2014 y 2015.

NTX