El británico Andy Murray, tercer cabeza de serie, se impuso por 7-5, 6-3 y 4-6 y 6-1 al polémico australiano Nick Kyrgios en el último partido de la competición masculina de la segunda jornada del Abierto de Estados Unidos, que se disputa en las pistas de cemento de Flushing Meadows, Nueva York.

Murray, que forma parte del grupo de los favoritos al título del último torneo de Grand Slam, que ya ganó en el 2012, no hizo ninguna concesión a Kyrgios y desde el inició aseguró su juego desde el fondo de la pista, aunque su saque no fue el más consistente.

Pero si consiguió ganar los tantos decisivos que le permitieron ganar la primera manga y llegar con ventaja al segundo que fue clave a la hora de asegurar la victoria.

Especialmente en el quinto juego cuando estuvo abajo 15-40 en el marcador y lo salvó para llegar al sexto y le rompió el saque a Kyrgios, que se pasó todo el partido gesticulando y haciendo comentarios a cada uno de los puntos que disputaba.

A pesar del 4-2, Murray volvió a tener problemas con su saque, se puso de nuevo 15-40 en el séptimo juego, pero encontró también la manera de superar el problema, gracias en parte a los errores no forzados cometidos por Kyrgos, que fue su peor enemigo, y ahí estuvo la clave de la victoria.

La tercera manga comenzó con los mejores golpes y saque de Kyrgios, que también restó bien y consiguió su segundo “break” del partido para ponerlo con la ventaja parcial de 2-0.

Pero la concentración le duró poco al joven tenista australiano, que vio como en el tercer juego Murray recuperaba su saque y volvía a estar en control del juego y del partido.

Sin embargo, el tenista británico se confió con un 40-15 en el décimo juego y tras cometer dos errores no forzados permitió que Kyrgios se aprovechase y lograse la manga.

Se enfadó Murray consigo mismo por permitir que se alargase el partido y de inmediato reaccionó con la rotura del saque que le hizo a Kyrgios al inicio del cuarto set y el resto fue todo un paseo para alcanzar el triunfo.

El próximo rival de Murray será el zurdo francés Adrian Mannarino que se impuso por 7-6 (6), 6-4 y 6-1 al ruso Konstantin Kravchuk, que entró al cuadro principal a través de la qualy.

Antes del triunfo de Murray también habían llegado el de los otros favoritos al título, los suizos Roger Federer, segundo cabeza de serie, y Stan Wawrinka, quinto, que junto con el checo Tomas Berdych, el francés Richard Gasquet, duodécimo, y el estadounidense John Isner, decimotercero preclasificado, lograron el pase a la segunda ronda.

Federer, que disputa su decimosexto Abierto y busca su sexto título, primero desde el 2008 cuando consiguió el quinto consecutivo, venció con facilidad por 6-1, 6-2 y 6-2 al argentino Leonardo Mayer.

El exnúmero uno de mundo confirmó el gran momento de forma en el que se encuentra al dominar en todas las facetas del juego al tenista argentino que nada pudo hacer para contrarrestar la solidez de su rival.

Federer no permitió que le rompiesen el saque, metió 12 aces, cometió cinco dobles faltas y se lo rompió a Mayer 6 de las nueve oportunidades que disfrutó.

El próximo rival de Federer en la segunda ronda será el belga Steve Darcis que ganó en tres sets al chipriota Marcos Baghdatis.

Wawrinka tuvo que trabajar más antes de imponerse en tres mangas al español Albert Ramos-Vinolas al que venció por 7-5, 6-4, 7-6 (6), y su próximo rival será el koreano Hyeon Chung.

Berdych, que disputa el decimotercer Abierto como profesional, necesitó una hora y 53 minutos para imponerse en tres mangas (6-3, 6-2 y 6-4) al estadounidense Bjorn Fratangelo, número 113 en la clasificación mundial.

El rival de Berdych, en la segunda ronda, será el austríaco Jurgen Melzer, que entró al cuadro principal a través de la qualy y venció al estadounidense Denis Kudla por 6-3, 7-5 y 6-1.

El francés Richard Gasquet, duodécimo cabeza de serie, sufrió antes de conseguir que el australiano Thanasi Kokkinakis tuviese que abandonar en el quinto sets cuando el marcador estaba empatado a dos mangas y ventaja de 2-0 para el tenista galo que se impuso por 4-6, 6-1, 4-6, 6-3 y 2-0 (retirado).

La esperanza del tenis masculino estadounidense John Isner, decimotercer cabeza de serie, hizo valer el poder de su saque –metió 24 aces– y venció sin problemas por 6-2-6-3 y 6-4 al tunecino Malek Jaziri.

La sorpresa de la jornada fue la victoria del estadounidense Donald Young que remontó un 0-2 en contra para al final imponerse por 2-6, 4-6, 6-4, 6-4 y 6-4 al francés Gilles Simon, undécimo cabeza de serie.

Mientras que para el tenis español masculino, la alegría la dio Guillermo García López, trigésimo primer cabeza de serie, que a pesar de estar abajo en el marcador 1-2 ante el serbio Janko Tipsarevic al final remontó y venció por 7-6 (4), 4-6, 4-6, 6-3 y 6-1.

García López se convirtió en el octavo jugador español que logró el pase a la segunda ronda de los 12 que entraron en el cuadro principal.

 

EFE