El británico Andy Murray se clasificó hoy para la primera final de su carrera en Roland Garros al derrotar al suizo Stan Wawrinka, defensor del título, lo que le permitirá medirse contra el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

El escocés, segunda raqueta del mundo, había caído en las dos últimas ediciones en semifinales del Grand Slam de París, pero en esta ocasión se mostró muy superior al helvético, a quien acabó derrotando por 6-4, 6-2, 2-6 y 6-2 en dos horas y 35 minutos.

 

EFE