El británico Andy Murray, número 2 del tenis mundial, se impuso hoy por 6-4 y 6-4, en una hora y 30 minutos, al español David Ferrer y dio un paso de gigante en sus opciones de clasificación a las semifinales del Masters de Londres.

El ídolo local, que lleva toda la semana entrenándose sobre tierra batida preparando la final de la Copa Davis frente a Bélgica en Gante (27-29 noviembre), no acusó el cambio de superficie y logró su primer triunfo en el grupo ‘Ilie Nastase’ del torneo londinense.

Alentado por un pabellón O2 Arena lleno de banderas de Gran Bretaña y de Escocia y entre gritos de apoyo, el tenista de Glasgow consiguió rehacerse tras un mal inicio de partido para sumar ante Ferrer su tercera victoria en otros tantos enfrentamientos esta temporada.

Después de caer en cuartos de final en Rolad Garros y la pasada semana en las semifinales del Masters 1.000 de París, el español buscaba un triunfo que allanase su camino a la siguiente fase y que sirviera de venganza tras las últimas derrotas.

Tras un comienzo inmaculado, en el que rompió a Murray en el juego inicial y se puso con 2-0 y 3-1, Ferrer perdió dos veces su servicio para acabar entregando el primer set con una doble falta en 47 minutos (6-4).

El séptimo del ránking ATP, excesivamente errático este lunes (47 por ciento de primeros en la manga inicial y 52 por ciento en la segunda), no acabó de entrar en el partido ante un Murray que busca en Londres cerrar una de las mejores temporadas de su carrera con el Masters y la ansiada Copa Davis para Gran Bretaña.

Ferrer, reserva el año pasado en la capital británica, se jugará ahora parte de sus opciones a orillas del río Támesis este miércoles, en su segundo partido de la fase de grupos, ante el perdedor del encuentro de esta noche (20:00 GMT) entre su compatriota Rafael Nadal y el suizo Stanislas Wawrinka.

 

EFE