La multipropiedad, así como el tema de los jugadores nacidos fuera de México que pueden ser registrados a partir del Torneo Apertura 2016, serán los temas puntuales a tratar en la Asamblea de Dueños que se llevará a cabo este lunes.El año anterior, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Decio de María, afirmó que a mediados de 2018 no habría propietarios con más de un equipo, algo que se había dictado desde 2013.

Ahora, sin embargo, las voces de Grupo Pachuca, que es dueño de los “Tuzos” y de León, han dejado en claro que su idea es la de mantenerse con esas escuadras.

Uno de los argumentos es que no existen empresarios que tengan el respaldo económico para adquirir un equipo y así evitar lo que se viven en Chiapas, escuadra que fue acusada de falta de pagos hacia el plantel y cuerpo técnico.

Esta situación también tendrá un apartado en esta reunión, ya que los Jaguares no fue el único equipo que vivió esta situación, sino también los ya descendidos Dorados de Sinaloa.

La gran cantidad de jugadores extranjeros y naturalizados es otro tópico que será tratado, en busca que exista un equilibrio que no afecte el desarrollo de las fuerzas básicas.

Andrés Fassi, vicepresidente deportivo de Pachuca, explicó que se quiere contar con 10 jugadores no nacidos en México por equipo y ocho mexicanos para el año competitivo 2016-17, y para el 2017-18 se reduzca a 9-9.

Asimismo, se tiene como objetivo regular el tema de los contratos con jugadores menores de edad, para así fomentar el trabajo, desarrollo y debut de las fuerzas básicas.

“Justamente se confeccionó la propuesta que se va a hacer a la Asamblea, buscar una cantidad de jugadores registrados hasta los 18 años en México y garantice la posibilidad de que se siga fomentando dar salida a jugadores de fuerzas básicas”, apuntó.

Esta será la última Asamblea de Dueños que se lleve a cabo en las instalaciones de la calle de Colima en la Colonia Roma, ya que en algunas semanas la Federación Mexicana de Futbol (FMF) se mudará a Toluca.

NTX