Ganar una Copa del Mundo, un título de Grandes Ligas, un cinturón de boxeo, un trofeo de Masters o ser reconocido como el mejor. Es uno de los grandes reconocimientos que un deportista puede tener sin embargo ser reconocido por el ser que te dio la vida es sin duda el reconocimiento más grande que puede haber en este plantea.

Este martes 10 de mayo se celebra el día de las madres, una fecha especial ysensible para cualquier persona. A veces las madres hacen esfuerzos inconmensurables para defender y proveer a su familia. Actuar como madre y padre al mismo tiempo o luchar contra grandes rivales.

Es por ello que en esta ocasión rendiremos un homenaje a las madres y deportistas mexicanas que ponen en alto el nombre de México.

Iridia Salazar es uno de los ejemplos más claros y grandes de este breve conteo. Fue medallista olímpica por nuestro país en las olimpiadas de Atenas en el 2004 además en 1999 consiguió medalla de plata en el mundial de Canadá.

En 2001 y 2003 conseguiría lo mismo en los campeonatos del mundo de Corea del Sur y Alemania respectivamente; su carrera tuvo que esperar cuando se convirtió en madre, carrera de la cuál disfruta en estos momentos de su vida

En el mundo del pugilismo hay dos claros casos, primero Ana María ‘La Guerrera’ Torres, su carrera ha sido una de las más exitosas en la historia del boxeo femenil mexicano. Tuvo que hacer una pausa para difrutar de las mieles de ser madre pero era considerada como la mejor en el boxeo nacional además de ceder su cetro de peso supermosca del Consejo Mundial de Box; ahora disfruta de la maravilla que le dejó ser madre.

Otro es el caso de Mariana “La Barbie” Juárez, se convirtió en mamdre a los 27 años y se retiró de los cuadriláteros durante un año para cuidar de su bebé sin embargo después de su reposo regresó a los encordados para enfrentar peleas memorables y es un caso de una madre que deja todo en el ring para darle lo mejor a su familia.

El último caso es ejemplar; la mejor golfista del mundo por años consecutivos mientras estuvo en activo, un ejemplo de trabajo duro, esfuerzo, sacrificio y pelea constante es el caso de Lorena Ochoa quién no estuvo satisfecha con ser la mejor del mundo sino que también se convirtió en la golfista más ganadora del mundo y aunque tras el receso que tomó para cuidar de su pequeña hija no pudo levantar su carrera, seguirá siendo recordad omo una de las mexicanas más exitosas en el mundo del deporte

Espacio Deportivo felicita a todas las madres en su día.

Acir Deportes