El portugués José Mourinho, técnico del Chelsea, descartó este miércoles la posibilidad de ser destituido en el conjunto inglés y aseguró que le quedan tres años y medio de contrato y los va a cumplir.

“Me veo cumpliendo mi contrato con el Chelsea. Me quedan tres años y medio todavía. Después me veo con la capacidad de entrenar a cualquier equipo del mundo, aunque hay algunos clubes que nunca dirigiré”, dijo hoy Mourinho en la rueda de prensa previa al encuentro del lunes antes el Leicester, correspondiente a la jornada 16 de la Premier League.

El conjunto del suroeste de la capital británica, vigente campeón de la liga inglesa, es decimocuarto en la tabla, a dos puntos del descenso, después de caer en la última jornada en Stamford Bridge a manos del modesto Bournemouth (0-1).

“Antes de perder el partido ante el Bournemouth estaba convencido de que íbamos a acabar cuartos y que tendríamos ante nosotros un gran mes de diciembre. Tengo que ser honesto y decir que la última derrota era algo que no pensé que fuera a darse”, declaró Mourinho.

“La realidad es que hay clubes que lo están haciendo muy bien y otros que no están al nivel que mostraron el año pasado. Ahora es muy difícil ganar tres, cuatro, cinco o diez partidos en línea”, añadió.

“Tenemos la posibilidad de soñar con un gran final de temporada y acabar cuartos. Debemos seguir intentándolo mientras sea matemáticamente posible”, sostuvo el portugués.

Mourinho lamentó el paupérrimo inicio de campeonato -el peor en la historia de la entidad-, pero se mostró optimista tras los últimos compromisos del club.

“No sé si son ocho, siete, cinco o seis los jugadores que no están a su nivel. A comienzos de temporada estábamos a millas de nuestro nivel real. Y cuando estás esperando a que algunas individualidades empiecen a rendir eso marca la diferencia”, agregó.

“En el último mes creo que hemos mejorando, sobre todo ante Tottenham y Oporto, no han sido solo pequeños momentos”, indicó el portugués, que el pasado miércoles guió a los ‘Blues’ a los octavos de final de la Liga de Campeones como primeros del grupo G.

“Cesc está en el mismo momento que el resto del equipo. El grupo no está jugando bien y eso dificulta que los jugadores estén también bien. El año pasado pensabas en el equipo y decías: Courtois, espectacular; Ivanovic, espectacular; Cahill, espectacular; Terry, espectacular. Ahora solo hay uno o dos así”, subrayó.

El preparador portugués, quien confía en mantener la dinámica positiva mostrada entre semana, elogió a su próximo rival en la Premier League, el Leicester City, líder del campeonato.

“Merecen estar donde están. Hace unas semanas dije que no pensaba que pudieran acabar como campeones, pero quizá tengo que reconsiderar eso. Sería algo maravilloso, algo que impresionaría a todo el mundo del fútbol”, aseguró ‘Mou’.

“Hace un año eran colistas en la tabla y a Ranieri lo destituyeron en Grecia después de perder contra las Islas Feroe. Ahora es el mejor entrenador en la Premier League y sus futbolistas están jugando como nunca. Es fantástico”, señaló.

“Están ahí porque lo están haciendo muy bien y lo merecen. Y nosotros estamos donde estamos porque estamos jugando mal. En nuestro caso tenemos al mismo entrenador y jugadores que el año pasado”, concluyó el técnico luso.

 

EFE