Después de un paso fugaz por el américa en el que no brillaría como se esperaba, Luis Gabriel fue transferido al Puebla, equipo en dónde tuvo un estupéndo semestre pues no sólo fue un hombre importante para que los camoteros clasificaran a los cuartos de final sino que también junto a Matías Alustiza fueron los hombres gol de la franja.

Por otra parte está Monarcas quién una vez más quedó fuera en toda aspiración por acceder a la fiesta grande. Es por ello que el hijo pródigo de la delantera purépecha ha regresado al club en el que pudo disputar inclusive una final del fútbol mexicano misma que perdiera ante los Pumas.

Monarcas orgulloso informó mediante un comunicado de prensa así como sus redes sociales la reincorporación del delantero al equipo de Morelia.

ACIR DEPORTES