Pese a que Atlas y Guadalajara han tenido un Torneo Apertura 2015 lleno de altibajos, el técnico de la “Furia Rojinegra”, el argentino Hugo Norberto Castillo, descartó que sea un “clásico tapatío” devaluado.

El cuadro que dirige el “Misionero” llega a este duelo con 17 unidades, fuera de toda posibilidad de liguilla, en tanto que el “Rebaño Sagrado” ha sumado 18 y necesita ganar los dos partidos que le restan, además de esperar una combinación de resultados que les permita aspirar a la fase final.

“No creo que sea un clásico devaluado, sigue siendo un clásico, somos vecinos y los dos vamos a querer ganar y los dos equipos se van a brindar al 100 por ciento”, dijo.

Dejó en claro que “sigue siendo un clásico, hay muchas cosas en juego y los tres puntos son importantes para cualquiera de los dos, para un tema de promedio a futuro; un tema para quedar ubicado en un mejor lugar en la tabla de posiciones, eso es indudable”.

“Después está el orgullo, la gloria de cada equipo de llevarse el clásico, si tienen chance (de liguilla) o no así se llega, no hay otra, eso no se puede cambiar”, apuntó.

Aceptó que un triunfo sería importante, pero dejó en claro que para nada salvaría la mala temporada que han tenido, luego de las expectativas que se crearon.

“Sería un buen bálsamo, pero no quitaría la temporada mala, un buen bálsamo quizá para los jugadores y para la gran afición que tiene el Atlas para un ánimo diferente de terminar de cerrar el torneo”, estableció.

Finalmente, el campeón con América en el Verano 2002, criticó los cánticos que entonaron algunos de los jugadores de Chivas cuando pasaron enfrente de las instalaciones del club Atlas, festejando la Copa MX.

“Lo que pasó puede generar violencia, influir para que suceda, todos estamos en contra de eso, tratamos de que el futbol no pierda la esencia, no se vale que por algunos pocos se llegue al día del partido y se genere violencia”, sentenció.

NTX