El “nuevo” Milan del técnico Cristian Brocchi no pasó del empate sin goles este jueves ante el Carpi en un partido en el que gestionó la posesión del balón pero no logró crear buenas ocasiones de gol y terminó recibiendo una dura pitada de la afición de San Siro.

El cuadro rossonero salió con un 4-3-1-2, con el colombiano Carlos Bacca y Mario Balotelli titulares en la delantera y gestionó el ritmo de juego a lo largo de todo el encuentro ante un Carpi que hizo un gran esfuerzo defensivo tratando de conseguir puntos en su lucha por la permanencia.

Tras más de una hora de juego sin grandes emociones, el partido subió de intensidad en la recta final, cuando el Milan apretó con más insistencia. Mario Balotelli y José Mauri tuvieron unas buenas ocasiones pero no pudieron batir al atento arquero esloveno Vid Belec.

Sin embargo, el Carpi logró defenderse con orden e incluso creó unas buenas ocasiones en contragolpe. Marco Crimi y Kevin Lasagna tuvieron las mejores oportunidades pero chocaron contra el portero Gianluigi Donnarumma, que se lució con unas grandes intervenciones.

La afición milanista mostró su decepción por el resultado de esta noche con una dura pitada al equipo, que perdió su última ocasión para acercarse al Fiorentina, quinto, que ocupa la última plaza válida para la próxima Liga Europa.

Por su parte, el Carpi consiguió un punto importante y se coloca décimo séptimo, con dos puntos de ventaja sobre la zona de descenso. EFE