El nadador estadunidense Michael Phelps señaló que tiene en mente un último intento por añadir medallas a su impresionante récord histórico, para lo cual tiene la mira puesta en los Juegos Olímpicos de Río 2016.Casi dos años después de haberse retirado en los juegos de Londres 2012, en donde confirmó sus 22 preseas olímpicas, de las cuales 18 fueron de oro, el atleta más laureado de todos los tiempos había anunciado que retomaría sus entrenamientos para volver a las competencias.

En declaraciones facilitadas por el Comité Olímpico Internacional (COI) el nadador dio a entender que todavía tiene lo que se necesita como atleta, luego de ser el más rápido en 2015 en la prueba de los 200 metros individuales y los 100 metros mariposa en el Campeonato Nacional de Estados Unidos.

Asimismo, Phelps explicó por qué fue el nadador más dedicado de todos durante su esplendor deportivo, “yo siempre trataba de estar preparado para ver lo que realmente podía hacer dentro del agua y descubrir cuál era mi verdadero potencial”.

Además, el nacido en Maryland expresó que durante su cosecha de preseas olímpicas, todo el mundo lo comparaba con su compatriota Mark Spitz, quien consiguió siete medallas de oro en Múnich 1972, ante lo cual él más bien intentaba ser el primer Michael Phelps, porque siempre lo había soñado cuando era niño.

“Soñaba con hacer algo que nadie había hecho antes”, enfatizó el nadador, quien expresó que a lo largo de su carrera alcanzó todo lo que quiso lograr.

Phelps es el poseedor del récord mundial de los 100 y 200 metros mariposa con 49.82 segundos y un minuto 51 segundos, respectivamente; así como de los 400 metros combinados, con cuatro minutos y tres segundos, por lo que ahora se ha fijado Río de Janeiro como su última prueba a nivel olímpico.

“Tengo 30 años de edad y siento que nado más rápido que antes”, advirtió Phelps, quien a estas alturas muestra tener hambre de ampliar su récord personal de títulos olímpicos, de cara a los juegos veraniegos de 2016.

NTX