El olímpico mexicano de tenis de mesa Marcos Madrid aseveró que con su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro cumplirá un “sueño” que tiene desde niño.

Luego de quedarse a las puertas de la clasificación para las Olímpicos de Beijing, China, y de Londres, Reino Unido, finalmente Marcos Madrid, de 29 años, logró clasificarse la pasada primavera, luego de una épica remontada, para disputar los juegos de Río.

La olimpiada carioca serán sus primeros juegos Olímpicos, y los segundos en los que compita un mexicano en la categoría masculina de tenis de mesa luego de Guillermo Muñoz.

“Estoy muy contento de haber realizado mi sueño, mi objetivo, que era ir a los Juegos Olímpicos. Estoy un poco nervioso pero también muy contento porque me siento bien”, explicó a Notimex Marcos Madrid en el centro deportivo de las afueras de París en el que se preparó para los Juegos.

“Sé que tengo un nivel bastante bueno y quiero demostrarlo al ciento por ciento. Habrá que ir partido por partido y tratar de ganar lo más posible y sobre todo quedarme vacío y entregarlo todo”, comentó el deportista originario de Puebla y quien ganó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de 2010.

Madrid luchará entre más de 60 jugadores por quedar lo más alto posible en los juegos de Río en los que chinos, japoneses y alemanes parten como favoritos.

Entre los participantes en los Juegos ocupará el puesto “49 o 50” en el ránking de competidores pero la posición que ocupe al final “dependerá del sorteo de con quien me toque y del día que tenga”, explicó el jugador, quien cree que a su nivel lo más importante es el factor mental, por encima de la técnica.

“Todos son rivales peligrosos. Es un nivel muy cerrado y va a contar mucho como me encuentro en ese día”, comentó Madrid, quien en los últimos años tuvo una progresión fulgurante al mejorar 300 puestos en la clasificación mundial y pasó de jugar de cuarta a la primera división de Francia.

“Los chinos serán muy difíciles de ganar. A excepción de ellos todo es posible”, matizó Madrid, quien se entrena en el prestigioso Centro Nacional de Alto Rendimiento de Francia, país en el que juega en la primera división de la liga de tenis de mesa, la más importante del viejo continente.

Madrid, quien junto a Yadira Silva forma la pequeña delegación mexicana de tenis de mesa que compite en Río, afirmó que con su participación le gustaría “ser un ejemplo para los jóvenes y niños de México” y popularizar su deporte en el país azteca, en el que todavía no es muy practicado.

Sobre la participación mexicana en la olimpiada brasileña, afirmó que ve a México mejor preparado que en otras anteriores.

“Veo a México mejor que en las pasadas. Puede haber sorpresas. Hay más deportistas que salen de México, que son más profesionales. El apoyo debería mejorar aunque ha ido mejorando poco a poco y estaría bien que fuera una prioridad”, comentó.

 

NTX