Fue un día de mucho trabajo para el piloto mexicano Sergio Pérez en el Gran Premio de China, pues las primeras prácticas sirvieron para trabajar en la puesta a punto, además de probar los diferentes compuestos de neumáticos, y a la par del programa también mostraron que tienen buena velocidad en la pista.Si bien por la mañana no tuvieron las mejores condiciones, además de las dos banderas rojas que obligaron a parar la sesión en la tarde, hubo el clima que se espera el domingo, por lo que resultó al término de la jornada un día provechoso para darse cuenta cómo van las gomas en este circuito.

“Hoy las condiciones de la pista no han sido las mejores porque hubo mucho viento en las sesiones y fue difícil ser constante. También perdimos tiempo por las interrupciones de las banderas rojas”, señaló “Checo”.

Apuntó que el tema principal del día es la degradación y tiene que tratar de aprender cómo mejorar eso esta noche, así como mejorar la estabilidad del coche.

El mexicano fue décimo primero en el primer round y para el segundo rodó a 1.6 segundos del líder Kimi Raikkonen, por lo que se ubicó en el noveno puesto, dejando una sensación positiva para el equipo.

En cuanto a la sesión calificada del sábado, con predicción de lluvia de por medio, el equipo confía en llegar a la Q3 para conseguir un buen puesto en la parrilla de salida del domingo sobre el trazado internacional de Shanghái de 5.451 kilómetros de extensión, en carrera pactada a 56 vueltas.

NTX