Fue un fin de semana de remar contracorriente en todo momento para el mexicano Sergio Pérez, a quien un incidente en la primera vuelta y sumado a la falta de ritmo, le echaron a perder la carrera de Fórmula Uno en el Circuito de Sakhir, donde terminó el puesto 16.“Tuvimos una muy buena arrancada; sabía que teníamos que hacerla muy agresiva para remontar lugares y estábamos, creo que 12 u 11, y en la primera vuelta llegando a la frenada tenía a (belga Steffan) Vandoorne y a (español Carlos) Sainz adelante”, detalló.

Apuntó que Sainz frenó un poco adentro y se metió en su línea y ya no pudo frenar, “toco con mi alerón delantero su llanta trasera y bueno tuvimos que cambiar el alerón delantero y eso nos perjudicó la carrera”.

Tras el incidente con Sainz que lo obligó a modificar la estrategia con una hora no planeada en la primera vuelta, “Checo” mantuvo sus esperanzas por los puntos y en el primer cuarto de la carrera logró llegar al Top 10, pero la falta de agarre no le permitió luchar ni mantener la posición

“Hoy sufrimos mucho con la degradación, más de lo esperado. Teníamos pensado ir a dos paradas, pero no veo cómo lo podíamos haber conseguido”, añadió.

“Entonces tenemos que analizar bien qué fue lo que pasó, porque la degradación era muy grande, al final rodaba cinco o seis segundos más lento. Obviamente con el problema en la vuelta uno nos complicó todo, pero después de eso el ritmo tampoco era suficientemente bueno”, comentó.

Desde prácticas el ritmo de su VJM09 no se veía como el más prometedor, pero Baréin le ha dado una lección de lo que tienen que mejorar, sobre todo porque su compañero Nico Hulkenberg con mejores posibilidades de puntuar, ya que terminó apenas por delante de Pérez en el sitio 15.

“Hay que analizar toda la carrera, en estos momentos es muy difícil tomar conclusiones. No fue una carrera lo suficientemente clara para nosotros. Sin embargo, tengo confianza de que la temporada es muy larga y todavía quedan muchas carreras por delante y de que nos vamos a recuperar”.

NTX