El mexicano Gustavo Ayón sumó este domingo un título más con el Real Madrid, conjunto que después de 34 años volvió al trono de la Copa Intercontinental, que es similar a un campeonato mundial de baloncesto.

Como dato curioso, vale la pena recordar que Real Madrid se coronó en 1981 en el Pabellón de Ibirapuerta, donde este domingo se impuso 91-79 a Bauru, el equipo brasileño campeón de América, para adjudicarse por quinta vez este trofeo, las anteriores fueron en 1976, 1977, 1978 y la ya mencionada en 1981.

Ayón, quien estuvo en el equipo titular, aportó cinco puntos y 15 rebotes en esta histórica conquista, ante cerca de ocho mil aficionados que se dieron cita para celebrar con su equipo, pero la fiesta fue para los campeones de Europa.

Los madridistas vieron amenazada su victoria en un 29-29 en el segundo cuarto y luego con la expulsión de Sergio cuando estaban 31-29 y a 4:52 del medio tiempo, pero eso sólo encendió su orgullo para llegar a la primera mitad con un 49-40.

Durante el tercer capítulo llegó la inspiración para los de casa, catapultados por su afición, al conseguir canastas de varias distancias y en especial los espectaculares de tres unidades para un 53-53, pero luego apareció Trey Thompkins de forma brillante para llevar a su equipo a la cima con un 66-57 al concluir el tercer rollo.

Sergio Llull tomó la batuta para el último cuarto, se hizo amigo del aro y del balón y todo le sirvió para ser el MVP de la serie, porque llegaron a la orilla del juego con la victoria merecida por 91-79.

Jaycee Carroll llegó a la suma de 22 puntos, seguido de Llull con 21 y Howard Thompkins con 17, mientras por los de casa Ricardo Fisher marcó 26 unidades, Rafael Hettsheimeir aportó 17 y Alex García 14.

“Vamos a disfrutar de esto. Es nuestro quinto título y se remonta a la temporada pasada y nos pondremos listos para la temporada”, aseguró Carroll al término del partido.

Anotación por cuartos:

Total

Real Madrid 24 25 17 22- 91

Bauru 15 25 17 22- 79

NTX