Las atletas mexicanas Brenda Flores y Marisol Romero terminaron muy rezagadas en la final de 10 mil metros en los Juegos Olímpicos Río 2016 al acabar en los sitios 32 y 35, respectivamente, con la etiope Almaz Ayana como campeona con récord olímpico y mundial.Este viernes se entregó la primera medalla del atletismo en el estadio Olímpico, donde Flores, que consiguió su mejor marca en este 2016, cruzó la línea de meta luego de 32 minutos, 39 segundos y ocho centésimas, mientras que Romero terminó con 35:33:03 minutos.

Almaz Ayana, quien se perfilaba como una de las favoritas a la medalla de oro, rompió el récord olímpico y mundial al detener el cronómetro en 29:17.45 minutos para quedarse con la medalla de oro.

El mejor registro global era de 29:31:78 minutos impuesto en 1993 en Beijing por la china Junxia Wang, mientras que el desempeño más alto en la justa veraniega pertenecía a la también proveniente de Etiopía, Tirunesh Dibaba, el cual registró en Beijing 2008 con 29:54.66.

La medalla de plata fue para la keniana Vivian Jepkemoi Cheruiyot, con registro de 29:32.53 minutos, y el bronce para la etiope Dibaba, quien completó el recorrido en 29:42.56.

NTX