Deodoro, Bras., 19 Ago (Notimex).- La mexicana Tamara Vega finalizó en el sitio 11 del pentatlón moderno de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en una prueba exigente donde la australiana Chloe Esposito sorprendió en la última prueba para quedarse con el oro y de paso imponer record olímpico.

Esposito marcó al final mil 372 puntos para ser record olímpico y además medalla de oro, seguido de la plata que quedó en manos de la francesa Eloide Clouvel con mil 356 unidades, y el bronce en la polaca Oktawia Nowacka con mil 349.

La mexicana, que pasó a la historia del pentatlón moderno por ser la primera mujer en ubicarse entre las 11 mejores, supo labrar su resultado a base de coraje y desde luego de entrega para remontar posiciones que la pusieran en el sitio 11. Al final sumó mil 311 unidades.

Vega Arroyos inició desde temprano la intensa jornada con la prueba de natación donde a pesar de algunas dificultades, logró colocarse en el puesto 17 con 290 puntos, luego en esgrima perdió su combate y eso no le permitió bonificar para quedarse en el 27 con 190 unidades.

Pero en la prueba de equitación y sobre el lomo de Xairel, logró sumar los 300 puntos que reparte la prueba y así subir posiciones en la tabla general, para que en la última etapa (tiro-carrera) tuviera una mejor colocación que le permitiera estar en el top ten.

En esta etapa de la competición, la chihuahuense, que estuvo apoyada por el boxeador Misael Rodríguez, medallista de bronce de Río 2016, Tamara Vega se impulsó para ir en busca del objetivo y cumplir con el desempeño.

En este punto de la justa, donde la cabeza se tensa y el nervio se consume, la chihuahuense mostró su coraje y además precisión para pelear con las grandes, como la lituana Laura Asadauskaite que no pudo refrendar el título de Londres 2012 y se fue hasta el puesto 31.

Fue una competencia extraña, la que vivió la mexicana, ya que además del destino de la lituana, la británica Samantha Murray (plata en Londres), sufrió el calor de la competencia al quedar en el puesto nueve.

Pero Vega Arroyos se quedó entre las mejores 11 y eso es un logro positivo para ella y su deporte, ya que además mejoró el último sitio de la justa londinense.

La pentatleta es la primera mujer y está entre los mejores exponentes de su disciplina a lado de Ivar Sisniega, séptimo en Los Ángeles 84; Sergio Salazar con noveno en Atlanta 96; Samuel Félix y Horacio de la Vega 11 y 22 en Sydney 2000; Óscar Soto en octavo en Beijing 2008 y 14 en Londres 2012.

NTX/LRB/MGC/RIO16/MEX