Mets de Nueva York regresa herido a casa, pero no de muerte, porque es uno de esos 10 equipos que han hecho historia de levantarse de un 0-2 para coronarse en la Serie Mundial y ahora está ante la gran oportunidad de repetirlo.

El serpentinero derecho Noah Syndergaard puede conducir a la novena neoyorquina a empezar a curar la herida, a reconstruir el camino hacia la coronación en el también llamado Clásico de Otoño 2015, en un tercer juego a desarrollarse en el Citi Field con capacidad para 45 mil espectadores.

Los seguidores de Mets podrían atestiguar otra proeza, como lo hicieron los de 1986, cuando un 2-0 en contra fue superado y el equipo se impuso 4-3 sobre Red Sox de Boston.

Noah Syndergaard se presentará con un récord de campaña de nueve victorias y siete derrotas, 3.24 de promedio en carreras aceptadas, 166 ponches y una recta veloz de 96.5 millas por hora.

Al otro lado de la línea está Reales de Kansas City victorioso mediante un primer juego definido en 14 entradas por 5-4 y el segundo por 7-1 con poderío de bateo y sobre todo con dominio de su pitcher dominicano Johnny Cueto que lanzó toda la ruta.

Pero eso ya es historia, lo importante es el futuro, el juego de este viernes y de acuerdo a las estadísticas de las Ligas Mayores sólo el 45.3 por ciento de los equipos en esas condiciones pudo ganar el tercer encuentro y eso significa que sólo 24 de 53 intentos han sido positivos.

En el montículo estará por tercera vez otro pitcher dominicano por Kansas City, siendo el elegido Yordano Ventura, también diestro, con récord de 13 ganados y ocho perdidos, 4.08 de porcentaje en carreras limpias permitidas, 156 ponches y una bola rápida de 95.6 millas por hora.

Pese a la euforia de los triunfos, en Reales tratan de mantener ecuanimidad por la experiencia de saber que una acción lo puede cambiar todo, como les pasó en la serie del año pasado, misma que perdieron por 3-4 ante Gigantes de San Francisco.

NTX