Los dos goles marcados por Leo Messi ante el Sporting de Gijón (1-3) suponen alcanzar para el argentino la cifra de 301 tantos anotados en la Liga, mientras que Luis Suárez volvió a marcar y lidera la clasificación de goleadores del campeonato en solitario con 24 tantos.

El partido fue redondo para los intereses del Barça, ya que con la victoria dispone de seis puntos más que el segundo clasificado, el Atlético de Madrid, y está siete por delante del Real Madrid.

En cuanto a Luis Suárez, sus números aún pudieron ser mejores, pero falló una pena máxima por una acción sobre Neymar. Desde el inicio del curso, Suárez lleva 40 goles en 36 partidos disputados.

La victoria supone, además, aumentar la racha de partidos sin perder de los azulgranas. Ahora el Barcelona suma 31 encuentros sin perder (25 victorias y 6 empates). El último partido que los de Luis Enrique perdieron fue el 3 de octubre en el Sánchez Pizjuan ante el Sevilla.

Con los tres tantos de hoy, el Barça está a cuatro de su gol 10.000 en partidos oficiales. Ahora los barcelonistas suman 9.996.

EFE