El portero mexicano Guillermo Ocha, quien ya debutó en la liga de España, señaló que después de mucho tiempo sin jugar, está contento de regresar a las canchas, pese a las circunstancias.

Después de la lesión del arquero camerunés Carlos Kameni en el encuentro ante el Deportivo La Coruña, “estoy contento de estar en la cancha. No era la forma ideal porque se lesionó un compañero y eso no se le desea a nadie”, expresó Ochoa.

Detalló que trató de meterse rápido en el partido después de mucho tiempo sin jugar, “pero conforme pasaron los minutos me fui sintiendo mejor y los compañeros estuvieron apoyándome en todo momento”.

Apuntó que salió frío, pues no tuvo tiempo de calentar y requería estar listo. “Afortunadamente, tengo mi experiencia y me tocó ponerla en práctica en un partido loco”.

De los goles que le metieron, el ex meta del equipo mexicano América, indicó que fueron jugadas casi mano a mano frente al delantero.

“El primero es un robo que queda en el área solo; el segundo entra en el área también solo; y el tercero es un remate cerca. Son difíciles, tenemos que tener más atención en esas jugadas en las que el equipo ha sido sólido durante el torneo y tenemos que mantener esa solidez en los partidos que vienen porque La Liga se aprieta”.

Subrayó que ha sido paciente, además de profesional y comprometido con el grupo. “Creo que me he mantenido al margen porque hay momentos para hablar y momentos para no, pero siempre he estado con ellos, en todo momento”.

Por ello, aseguró que de ahora en adelante, si le toca seguir jugando, intentará hacerlo bien para llevar al Málaga a conseguir los objetivos.

NOTIMEX