El uruguayo Gustavo Matosas aceptó que errores en la planificación del Atlas fue un aspecto que le impidió cumplir con las metas que se trazaron y que obligaron a su salida de la dirección técnica del conjunto tapatío.

“La realidad indica que los hechos tienen que hablar por sí solos, evidentemente hay un error grande de mi parte en la planificación”, dijo.

Manifestó que “cualquier palabra que yo diga es palabrería, los que hablan por sí solos son los hechos y el equipo tiene 17 puntos, tal vez podríamos haber tenido seis o siete más, quizá en algunos partidos”.

“Sería una medida muy fácil abrir el paraguas contra los jugadores, ellos dieron todo lo que tenían, el responsable siempre es el entrenador, siempre es más fácil sacar a uno que a los jugadores y a ellos también les estoy agradecido por todo lo que dejaron en la cancha”, apuntó.

Sobre los constantes cambios que realizó en las alineaciones, Matosas dejó en claro que él no respeta jerarquías y que colocaba en la cancha a los que mejor veía en los entrenamientos.

“El tema es que yo no respeto trayectorias, respeto rendimiento y en la posición que está el entrenador constantemente está obligado a tomar decisiones y las decisiones de poner y sacar jugadores muchas veces generan conflictos”, acotó.

Finalmente, el “Charrúa” reconoció que esta situación generó malestar en los jugadores, pero destacó que es una situación normal.

“Creo que el tener que tomar decisiones y elegir entre uno y otro, genera un conflicto o uno más contento o uno más triste, eso es inevitable”, sentenció.

NTX