Tras haber conquistado la sexta etapa del Tour de Francia 2016, el ciclista británico Mark Cavendish se mostró feliz de alcanzar su tercera victoria en lo que va de este evento, cuya marca se había quedado sin lograr desde 2012.“Estoy feliz por mí y por el equipo, aunque ahora con lo que nos espera, se complica. Por otra parte me da gracia que la gente se sorprenda cuando gano por delante de los alemanes (Marcel) Kittel y (André) Greipel, porque son los supuestos favoritos”, indicó en conferencia de prensa.

Con ello el pedalista dejó ver su indiferencia respecto de las críticas que surgen desde fuera de la competencia, y añadió que si la gente piensa que dichos corredores son los mejores él respeta su decisión, aunque no la comparte.

“En realidad me da igual lo que piensen, si creen que son mejores ellos sabrán por qué lo dicen, a mí sólo me importa lo que piensen mis directores de equipo y no lo que diga la gente”, sentenció.

Asimismo Cavendish no dejó pasar la oportunidad de agradecer a su conjunto por el trabajo elaborado hasta la sexta fecha, y destacó que intentará conservar el “maillot” verde durante las siguientes etapas de la competición.

“Hoy he corrido como antaño, mis victorias no son porque sí, todas ocurren porque seguimos un plan que trazamos minuciosamente cada día, además una sola victoria de etapa en el Tour ya marca una carrera o una temporada para cualquier ciclista, por eso estoy encantado de llevarme tres en lo que va del año”, comentó.

NTX