Tras casi año y medio de polémica, el quarterback de Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, aceptó la suspensión de cuatro juegos de temporada regular recibida por estar implicado en el escándalo “deflategate”.Este viernes, el estelar mariscal de campo anunció que no seguirá con el proceso legal para tratar de revertir su castigo, con lo cual se puso fin al asunto que inició luego del duelo por el título 2014 de la Conferencia Americana (AFC) en la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

“Han sido 18 meses desafiantes y tomé la difícil decisión de no continuar más con el proceso legal. Trabajaré duro para ser el mejor jugador para Patriotas de Nueva Inglaterra y espero tener la oportunidad de regresar al campo este otoño”, reveló el egresado de la Universidad de Michigan mediante sus redes sociales.

En aquel cotejo con el cual empezó todo, los “Pats” se impusieron a Potros de Indianapolis; sin embargo, emplearon balones inflados por debajo de las cantidades establecidas en el reglamento de juego, debido a que fueron manipulados por un par de empleados del vestidor de Nueva Inglaterra.

Después de muchas investigaciones y testimonios, se determinó que el veterano pasador habría estado enterado de las alteraciones a los ovoides y así comenzó el “viacrucis” de Brady, a quien un tribunal de Segundo Circuito en Estados Unidos le dio la espalda hace un par de días, pues le negó una audiencia.

Pese a que al cuatro veces campeón del Súper Tazón todavía le quedaba un último recurso, trasladando su apelación ante la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, el mariscal optó por dar carpetazo al drama, no sin antes agradecer el apoyo obtenido a lo largo de esta delicada situación.

“Estoy muy agradecido por el enorme apoyo que he recibido del señor (Robert) Kraft, la familia Kraft, el coach (Bill) Belichick, los entrenadores y compañeros, la Asociación de Jugadores (NFLPA), mis agentes, mi amorosa familia y, sobre todo, de nuestros seguidores”, resaltó.

De este modo, Brady se perderá los encuentros de la campaña 2016 frente a Cardenales de Arizona, Delfines de Miami, Texanos de Houston y Bills de Buffalo.

No obstante, podrá participar sin restricciones en la etapa de pretemporada y su regreso se permitirá para la semana 5 del calendario regular, contra Cafés de Cleveland. Durante su ausencia, Jimmy Garoppolo estará en los controles del actual monarca de la División Este en la AFC.

 

NTX