El mediocampista de contención español, Marc Crosas, expresó frustración por la lesión que sufrió el sábado pasado y que lo dejó fuera de lo que resta del Torneo Apertura 2015 de la Liga MX.

El futbolista del Cruz Azul rechazó que el responsable de su padecimiento haya sido el jugador del América, el argentino Rubens Sambueza, con quien disputó el último balón antes de su inconveniente de la rodilla derecha en la cancha del estadio Azul.

“Lo más difícil es el golpe anímico, es bastante frustrante no poder estar”, indicó el ibérico, quien adelantó que el viernes estará en el quirófano. “Me opero el viernes, lo más difícil fue el golpe anímico, de a poco lo dejamos atrás”.

Crosas quiere iniciar su proceso de rehabilitación lo más pronto posible y lamentó que no pueda ayudar desde el terreno de juego para que la “Máquina” salga de este bache de cuatro derrotas en fila.

“Quiero operarme lo antes posible para empezar con la rehabilitación. Uno siempre busca sumar, pero con esto todo resta, la lesión llega en el momento menos pensando, en lo individual sufrir esto nadie lo espera”, dijo.

Agregó que deberá “estar seis meses mínimo fuera de las canchas, tener que ver todo desde afuera y no poder aportar el granito de arena, pero lo que quiere uno es sumar para cambiar la situación como equipo”.

Dejó en claro que se trata de “una falta porque la marcaron, pero fue sin ninguna mala intención, es injusto con Sambueza, no tiene ninguna culpa”.

“Eso le puede pasar a cualquiera, es un empujón, la parte más injusta la vivo yo, pero se me hizo injusto que hubiera gente que lo culpara, fue una jugada fortuita”, enfatizó.

Indicó que el americanista “me llamó, me envió mensajes, se preocupó, pero esto le puede pasar a cualquiera, el futbol es de mucho contacto”, expresó o Crosas, quien agradeció el apoyo del club, afición y medios de comunicación.

NTX