Al Manchester United “le llueve sobre mojado” y su mala racha ya se trasladó a la Europa League, certamen en el que sucumbió 2-1 ante Midtjylland de Dinamarca, en cotejo de ida de los dieciseisavos de final.Si la víspera sufrieron un duro revés anímico por la baja del goleador Wayne Rooney, este jueves los “red devils” sumaron una nueva desilusión de visita en la MCH Arena, donde dejaron escapar una ventaja de 1-0.

El holandés Memphis Depay, ex estrella del PSV, los adelantó al minuto 37, cuando se repuso de un mal control y casi cayéndose alcanzó a mandar el esférico al fondo de la meta danesa.

Pero el gusto le duró poco al “ManU”, que ya había pasado algunos sustos bien contenidos por el guardameta argentino Sergio Romero; pero al 44 se le acabó la suerte al “Chiquito” después de una mala salida de sus compañeros, quienes le obsequiaron el balón a Pione Sisto.

Con gran técnica individual, Sisto sembró a sus marcadores y se abrió paso hasta el borde del área inglesa, sacó un buen zapatazo para el 1-1 y dejó sin oportunidad al cancerbero “pampero”, quien jugó debido a la lesión en la rodilla del español David de Gea, ocurrida en el calentamiento previo al partido.

En el amanecer del complemento hubo más ocasiones de ataque por parte del United, pero poco a poco los de casa tomaron confianza y volvieron a poner en aprietos a Romero.

Así transcurrieron los minutos hasta que al 77 el nigeriano Paul Onuachu rompió la paridad y concretó la voltereta 2-1, beneficiado por la tibia marca de sus contrincantes, cuya complacencia permitió incluso que el africano se diera media vuelta y soltara un disparo que entró pegado al poste derecho.

Tras el silbatazo final, a los pupilos del holandés Louis van Gaal les quedará como único hecho rescatable el gol de visitante, que en esta clase de certámenes muchas veces marca la gran diferencia.

De cualquier forma fue una mala presentación del Manchester en este torneo, el cual le llegó como “premio de consolación” al ser eliminado en la fase de grupos de la Champions League.

El próximo 25 de febrero, tendrá la oportunidad de enderezar el barco ante su gente, en el Old Trafford, donde recibirá a unos aguerridos e inspirados daneses que algunos ponían como “víctima” en esta eliminatoria.

En otro encuentro correspondiente a esta misma instancia, Saint-Étienne rescató una victoria de 3-2 frente al Basilea en hostilidades celebradas en el Stade Geoffroy-Guichard; la vuelta también será el 25 de este mes, en el St. Jakob-Park suizo.

NTX