La selección de Malí avanzó hoy a la final del Mundial Sub’17 de Fútbol al derrotar por 3-1 a Bélgica, que opuso una tenaz resistencia pero que al final debió doblegarse ante el mejor fútbol del conjunto africano.

En la final del próximo domingo Malí se enfrentará al ganador de la otra semifinal, que disputarán este mismo jueves en la ciudad chilena de Concepción México y Nigeria, mientras Bélgica deberá jugar por el tercer puesto contra el perdedor de ese encuentro.

El primer tiempo terminó con una justa paridad 1-1 entre dos equipos que ofrecieron un espectáculo entretenido, de buen trato al balón y con oportunidades de gol en ambos lados, con dominio alternado de europeos y africanos.

Bélgica fue quien sorprendió primero con un gran pase de Vancamp en profundidad que aprovechó a la perfección Dante Rigo, que con un tiro suave colocado que rozó un poste derrotó al portero Diarra en el minuto 16.

El actual campeón de África de la categoría no se abatió con el gol en contra y tardó sólo seis minutos en empatar, cuando en los 22 Malle eludió rivales por la derecha y sacó un centro pasado que Traore, que arremetía por la otra banda conectó con una volea impresionante que también acarició un vertical antes de alojarse en la red del portero Teunckens.

De ahí hasta el descanso hubo ocasiones para los dos, con Malí rematando preferentemente de media distancia y Bélgica buscando por los costados.

El desequilibrio llegó en el segundo tiempo. En el 54, cuando el juego mantenía el equilibrio, el portero Teunckens cometió un grueso error y lo pagó caro: salió a cortar un balón y a medio camino vaciló y mientras manoteaba el aire, el balón llegó regalado a la cabeza de Maiga, que no vaciló y lo clavó en el pórtico vacío.

La desventaja afectó a los campeones europeos de la categoría, que de ahí en adelante bajaron su rendimiento, pese a los cambios con que el técnico Browaeys trató de cambiar la suerte de sus dirigidos.

Al frente, Malí comenzó a dominar con más amplitud y varios remates de sus delanteros vaticinaban que podía llegar el tercero, lo que fue impedido por la defensa belga, que mantenía el orden, o la mala puntería de los malienses.

Pero finalmente llegó el tercer gol, en el 83, cuando Koita, una de las buenas figuras de Malí a lo largo del torneo, definió en gran forma una jugada colectiva y obligó a Teunckens a viajar por tercera vez a buscar la pelota desde el fondo de su pórtico.

En los minutos finales Bélgica siguió buscando al menos un descuento más, pero la historia ya estaba escrita.

– Ficha técnica:

3. Malí: Samuel Diarra; Siaka Bagayoko, Mamadou Fofana, Dramane Simpara (m.71, Mamady Diarra), Mamadou Sangare; Moussa Diakite, Amadou Haidara, Aly Malle; Sidiki Maiga (m.67, Ousmane Diakite -m.83, Mohamed Haidara-), Boubacar Traore y Sekou Koita.

Seleccionador: Baye Ba.

1. Bélgica: Jens Teunckens; Kino Delorge, Rubin Seirges, Wout Faes, Christophe Janssens; Dante Rigo, Alper Ademoglu, Orel Mangala (m.61, Dennis Van Vaerenbergh), Ismail Azzaoui (m.56, Dante Vanzeir); Laurent Lemoine y Jorn Vancamp.

Seleccionador: Bob Browaeys.

Goles: 0-1, m.16: Dante Rigo. 1-1, m.22: Boubacar Traore. 2-1, m.54: Sidiki Maiga. 3-1, m.84: Sekou Koita.

Árbitro: el chileno Roberto Tobar amonestó a Fofana, Koita en Malí y, en Bélgica, a Lemoine.

Incidencias: Partido de semifinales del Mundial Sub’17 disputado en estadio “La Portada”, de La Serena, ante unos 3.500 espectadores.

EFE