Luis Enrique, director técnico de Barcelona, destacó la racha negativa que posee su conjunto frente a la Real Sociedad, club en el que militan los mexicanos Carlos Vela y Diego Reyes, en su historial de visitas al Estadio Municipal de Anoeta.En la víspera del duelo, en el que Vela y Reyes recibirán en casa al actual campeón de la Primera División de España, el timonel de los “blaugranas” confesó que esta visita a San Sebastián es la más difícil que tendrán los suyos en el torneo local.

Mientras tanto, el historial entre estos dos equipos indica que la última vez que la Real Sociedad cayó como local ante Barcelona fue el 5 de mayo de 2007 por marcador 2-0, y a partir de entonces de seis enfrentamientos disputados hasta antes de este partido, cuatro han sido victorias para los “txuri urdin” y los otros dos han sido empates.

Luis Enrique comentó que para conseguir la victoria no pueden relajarnos, “por el contrario, debemos ser intensos y competitivos, superiores en posesión de balón para presionar bien al rival”.

Asimismo, en rueda de prensa, subrayó el duro historial que sostiene frente a la escuadra de los mexicanos, “si valoramos los antecedentes no hay ningún equipo que tenga estos números contra nosotros”.

De esta forma y luego de haber conseguido una victoria en el juego de ida de los cuartos de final de la Champions League frente al Atlético de Madrid por marcador de 2-1, el conjunto de Luis Enrique afrontará una dura prueba en el estadio de Anoeta.

Con este enfrentamiento, en el que el uruguayo Luis Suárez no podrá ver actividad por acumulación de tarjetas, los “culés” esperan volver a sumar tres puntos tras haber caído en la jornada 31 frente al Real Madrid en el clásico español, donde el marcador sentenció un 2-1 en favor de los “merengues”.

De esta manera, los pupilos de Luis Enrique afrontarán este cotejo a falta de siete jornadas por celebrarse en la liga, con un colchón en el primer lugar de seis puntos respecto al Atlético de Madrid, y de siete respecto a los dirigidos por el estratega francés Zinedine Zidane.

NTX